fbpx Saltar al contenido principal

Mrs. Robinson de Irlanda del Norte.

Que peliculón. No, no me refiero a la película El Graduado sino a la vida real de la esposa del pimer ministro de Irlanda del Norte. Llueven las propuestas para hablar o escribir del tema. En especial los medios están interesados en la forma en que la nueva situación del Primer Ministro va a afectar a su imagen de líder político. No me interesa el lado oscuro (en rosa) de lo acontecido ni la necesidad de pintura de los techos de la casa de este político. Pero este asunto tiene una guasa……

Analicemos que es lo que ocurre y que puede ocurrir. Es evidente que el escándalo le hará mucho mal. De momento, el se ha retirado seis semanas -porque la legislación se lo permite- dejando el poder ejecutivo en manos de una mujer. Por cierto, es la primera mujer que ostenta este cargo en Irlanda, un país donde la práctica religiosa y la integración en una familia «al uso» son imprescindibles para tener una adecuada imagen pública. Si has observado el vídeo – no importa que no lo entiendas- te habrás dado cuenta que la cámara enfoca la alianza que lleva en la mano izquierda. El Primer Ministro confiesa que ella mantuvo una relación «inapropiada» pero el anillo deja claro que, al menos por ahora, el no la abandonará. ¡Qué bonito!.

De entre todo lo malo,  destaca una cosa bien hecha: no ha mentido. En este contexto, las hipótesis que yo barajo para el Primer Ministro son:

  • Pasadas seis semanas vuelve a su puesto hasta la finalización del mandato. Su mujer sigue en el psiquiátrico y adiós a su carrera política.
  • Dimite por convicción o por presión. Su mujer sigue en el psiquiátrico, deja su carrera política y se busca una «torda» en la que ahogar sus penas en los mares del caribe.
  • El se va al psiquiátrico. Su mujer se hace Primera Ministra y continua su «affaire» con el vecino del hijo de su primer amante al que le pone un kiosco de prensa.  Otra vez me he liado. Además, creo que esta última opción no es demasiado seria.

La hipótesis más probable es la primera. Cabe la posibilidad, también, de su dimisón una vez finalizado el periodo de seis semanas.Creo que este hombre no tiene mucho futuro político y, de hecho, hay importantes codazos en su entorno que me llevan a esta conclusión.

No hay otras opciones. Al final, con su edad, y después de lo ocurrido, está liquidado. «Otro vendrá que mejor lo hará». ¡Cuánta sabiduría hay en los refranes de España!. Los refranes son la sabiduría condensada del pueblo. Nada, que me lío, me lío…..y me pierdo.

A lo mío. Otro sonado ataque «cuerneril» fue el de Hillary Clinton. La equivocación más importante de Bill Clinton no fue la de liarse con su becaria sino la de mentir frente a la televisión. Los americanos no perdonaron que SU Presidente quedara en evidencia.  Sin embargo la imagen de Hillary ha salido reforzada, hasta tal punto, que incluso compitió con Obama por la candidatura a la presidencia y, ya ves, es Secretaria de Estado USA.  Os dejo ver el vídeo de Clinton.

El caso de «cornucopia» -y de techos rayados- más reciente es el de la mujer Tiger Woods, considerado un ídolo por alcanzar la cumbre en plena juventud y encarnar «el sueño americano». Desde el momento en que admitió haber sido infiel a su mujer, las empresas que le pagaban por utilizar su imagen cancelaron sus contratos. En USA no importa tanto poner los cuernos como que lo sepan los demás (caso JFK). Se acabó el mito de Tiger Woods….salvo que funde otra familia o se reconcilie con su mujer. Entonces la cosa cambia. Un poquito de marketing y de estrategia de comunicación y a funcionar. Desde este punto de vista unos «cuernos bien puestos», a su debido tiempo,  es un plus para promocionar la imagen de algunos.

De "Tigre" Woods a gatito desaparecido.

La conclusión de todo lo afirmado es que los cuernos no son buenos para los responsables de marketing y comunicación que venden la imagen de los políticos, empresarios…………. Bueno, quiero decir que los cuernos no son buenos para nadie y que los únicos beneficiados son los pintores………….aunque la verdad, yo lo que quiero decir es que los responsables de marketing y comunicación podrían sacar provecho de todo esto. Ya me he liado…………je, je, je.

© Juan de Dios Orozco López

Recibe las entradas del blog en tu email

Introduce tu email para recibir semanalmente en tu correo electrónico los artículos nuevo publicados en el blog.

También te puede interesar...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será pública.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.