fbpx Saltar al contenido principal

Un ejemplo (de protocolo) a imitar

Ya lo han conseguido. S.M. El Rey se ha disculpado. Querían verlo humillado al demandar la disculpa pública de nuestro Jefe del Estado y, pensando que jamás llegaría a reconocer su supuesta equivocación, no han hecho más que demostrar su desconocimiento de la NOBLE actitud de D. Juan Carlos y su GRANDEZA. No lo han conseguido y EL, EL REY nos ha dado una lección sin precedentes en un Jefe de Estado.

Con gesto tenso, S.M ha efectuado las declaraciones y pedido disculpas – pregunta y respuesta diseñadas- ante la cámara de la agencia EFE. El Rey reconoce que se ha equiovocado (al caerse fuera de España y cazando elefantes). Se pegó el talegazo en un país africano de cuyo nombre no quiero acordarme -«Vosgüana» me dice mi amigo Juan de Sevilla»- al parecer, invitado por alguien que propició, junto a S.M. El Rey, el gran negocio para España del AVE en Arabia Saudí.

La actuación de S.M. durante el 23 F permitió, junto con otros muchos logros, que hoy todo el mundo pueda expresarse con absoluta libertad

Lejos de la humillación, con su declaración, ha demostrado su humildad -pese a ser el primer español-  su RESPETO por ESPAÑA, y su MAJESTUOSIDAD al hacerse aún más grande en comparación con algunos apesebrados y otros arrebañaquevienemagaña. Estos pájaros , que se equivocan por sistema pero a costa de las costillas y los bolsillos de los españoles, no solo no piden disculpas sino que demuestran una actitud soberbia,  prepotente, oportunista, populista, de mala educación, falta de respeto institucional y escasa cortesía. Apuesto a que los que ayer pedían que el Rey abdicara, mañana darán codazos para hacerse fotografías con el. Es cuestión de imagen y comunicación. 

De nada sirve mirar atrás pero, ya que en los últimos años se hace mención machacona a evitar el olvido de lo malo que aconteció en el pasado, os dejo aquí algunos curiosos links. Merece la pena hacer memoria de estos acontecimientos que pueden parecer irreales:

Se fletaron aviones para llegar a tiempo a corridas de toros. Se pusieron despachos a hermanísimos en edificios públicos. Se inventaron títulos universitarios y se quedaron con el dinero de los huérfanos de la Guardia Civil con el único mérito de haber conseguido el título de tocagenitales de pollos y pollas  -entiéndase sexador de aves, por favor- Y siguen sin pedir perdón. Continuan sin disculparse. Vuelvo a insistir: ¡Qué mala educación! ¡Qué falta de cortesía!

Desde ahora, imagino que todos los que le han condenado tan livianamente(*) tendrán la misma actitud y seguirán el mismo protocolo que S.M. El Rey……. seguro que no. Lo más probable es que continúen metiéndose entre pecho y espalda alguna mariscada que otra – pobres muertos de hambre que solo saben comer con las manos- en pro de la representación institucional y del mal llamado protocolo. Supongo que en discursos venideros introducirán frases como ¡Que a ningún ministro ni juez se le ocurra ir de cacería! ¡Menos aún sin licencia!

Lástima que no tengamos toda la información de lo que S.M. ha hecho y  hace por España. Pena que solo sepamos de el cuando viaja a Mallorca y sale de cacería. Triste es que seamos tan desagradecidos para con la, quizá, Jefatura del Estado más barata de Europa.  Vergüenza por el agravio. Rabia por todas las lindezas escuchadas……

Veremos si a partir de ahora -sin que El Rey pida rectificaciones a tantos y tantos desmanes- los que tanto le han criticado, exigido y descalificado se aplican el cuento y piden disculpas por sus fallos reales.

Solo me queda añadir una cosa: ¡VIVA ESPAÑA Y VIVA EL REY! (que de bien nacidos es ser agradecidos..y educados ).

(*) Diccionario de la RAE: (sic) Burro que va delante y sirve de guía a la recua.

© Juan de Dios Orozco López

Nota del autor.

  1. A los que en alguna ocasión me recordaron que REY se escribe con minúsculas, solo quisiera decirles que este es mi blog y que, pidiendo de antemano disculpas, escribo como me da la REAL gana.
  2. Lo escrito no lo es en contra de los que os sentís honrados republicanos.
  3. Habréis podio apreciar que he escrito sobre imagen, formas, comunicación, tratamientos, protocolo, cortesía y educación. Además, he recordado hechos probados porque  en este blog no se escriben o emiten opiniones políticas. A buen entendedor pocas palabras bastan…….

Recibe las entradas del blog en tu email

Introduce tu email para recibir semanalmente en tu correo electrónico los artículos nuevo publicados en el blog.

También te puede interesar...

16 comentarios

  • Fernando Fernández
    18/04/2012 a las 22:52

    Hoy, el Rey ha hecho uno de los sacrificios más grandes en pro de su Casa, perdir perdón. No sé si alguna vez algún Rey en la Historia de España lo ha hecho publicamente.

  • José Ignacio Gómez
    19/04/2012 a las 00:43

    Esta vez te has superado, Juan de Dios. ¡¡Enhorabuena!! Por cierto, muy buenos los enlaces, para que no quede ninguna duda.

  • 19/04/2012 a las 06:07

    ¡Cómo me ha alegrado la disculpa de Su Majestad El Rey! No porque tuviera obligación alguna ni hubiese hecho nada inconveniente sino por la gran hoguera que contra la Casa Real se estaba preparando en las redes sociales. Tú, mejor que muchos, conoces de mi preocupación estos días por las barbaridades escritas en los medios de comunicación y por las tristes coincidencias con el pie del nieto y etc.

    La España republicana se habrá quedado con cara de elefante al ver la humildad del Rey. No es juego limpio aprovechar circunstancias desafortunadas para enrevesarlas y gritar en contra de la Monarquía.

    Perfecta la foto del rey el 23 F.

    Un abrazo para Juan y Güan.

  • Juan de Dios Orozco López
    19/04/2012 a las 09:02

    Hola Fernando. Creo que ningún Rey en la historia reciente de España actuó en la forma que lo hizo ayer D. Juan Carlos. El hecho pasará a la historia.Un abrazo.

  • Juan de Dios Orozco López
    19/04/2012 a las 09:04

    Gracias José Ignacio. Los enlaces son imprescindibles para establecer comparaciones que, aún odiosas más aún en este caso, resultan muy esclarecedoras.

  • Juan de Dios Orozco López
    19/04/2012 a las 09:11

    Estiamada Aránzazu. Creo que pocas opciones estaban al alcance de S.M. El Rey y el personal de Su Casa para desactivar este asunto. Creo que se ha acertado en el fondo y en la forma y hoy, tal y como vaticiné ayer, muchos hacen suyo el proverbio español «Donde dije digo, digo Diego». Mucho Rey de España. Saludos de Juan de Sevilla y míos, naturalemente.

  • EKINTZA
    19/04/2012 a las 11:42

    Insuperable tu artículo querido Juan. Insuperable. Su Majestad el Rey me conmovió profundamente cuando le vi disculpándose.
    ¡¡¡VIVA EL REY!!!! ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!!

  • Juan de Dios Orozco López
    19/04/2012 a las 11:45

    Gracias amiga. Conmovió, lo cual es bastante bueno en materia de imagen.
    Gracias por seguir ahí.

  • Javier Vegas Jáudenes
    19/04/2012 a las 16:22

    Buenas tardes Juan de Dios,
    Solo una cosa, muchísimas gracias por tu excelente publicación, Aquí se dicen verdades como puños, y la pena es que los que nos roban y menosprecian a los españoles, no sean los que de verdad pidan perdón por robar, engañar y engordar sus cuentas privadas.

    Con tu permiso, me lo he llevado a Facebook, en (compartir) ya que me parece que merece la pena leerlo por parte de mis amigos.
    Muchísimas gracias de nuevo, muy buen artículo. Gracias por permitirnos leerlo.
    Un cordial saludo,
    Javier Vegas

  • Juan de Dios Orozco López
    19/04/2012 a las 18:14

    Gracias Javier por tus comentarios y te agradezco la difusión.
    Saludos cordiales.

  • Tania López
    20/04/2012 a las 22:16

    Me remito a las palabras de Carlos Gustabo de Suecia: «Pedir disculpas siempre es difícil, por eso mismo hay que respetar a quien las pide»…….

  • Juan de Dios Orozco López
    20/04/2012 a las 22:59

    Lo he visto en televisión. Es muy cierto. Gracias por el comentario.

  • javier
    20/04/2012 a las 23:31

    No solo con pedir disculpas soluciona su error

  • Juan de Dios Orozco López
    21/04/2012 a las 11:38

    Hola Javier. Creo que el error cometido es mínimo en comparación con el hecho acontecido. Yo creo que, en un principio, todo el mundo pensó que había matado un elefante; que había asistido a una cacería pagada con dinero del erario público y en un avión oficial. Los hechos han demostrado que no mató elefantes, que asistió invitado y que no utilizó medios del gobierno. Honradamente creo que hay un gran fallo: el de comunicación.
    Muchas gracias por tu comentario. Espero que hagas muchos más.
    Saludos.

  • Belén
    30/04/2012 a las 00:56

    Buenas noches Juan de Dios.
    Solo quiero hacer una reflexión ¿Dónde está el trabajo del Rey, en su despacho de la Zarzuela o haciendo «amigos» en cacerías, torneos, fiestas…? Ojalá algún presidente saliera más de la oficina y trajera negocios a casa.
    Por mi parte no hacía falta que se disculpara.

  • Juan de Dios Orozco López
    30/04/2012 a las 09:52

    Hola Belén. Creo que el trabajo de S.M. El Rey y de tantos otros responsables institucionales está tanto en los despachos como fuera de ellos. ES una lástima que solo se conozca la vida «rosa» del Rey y no los muchos servicios que hace a España y que no trascienden a los medios de comunicación. A muchos no nos hacía falta sus disculpas que, casi con seguridad, fueron dirigidas a los que tan gratuitamente critican al Rey y que tanto daño hacen a la Corona.
    Gracias por tu comentario.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será pública.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.