fbpx Saltar al contenido principal

De botellón donde reside la Soberanía.

No puedo y no debo hablar de política en este blog. No está para ello. Pero como conocedor y amante de la urbanidad y de las buenas maneras, nadie me puede quitar el derecho a protestar y a levantar la voz -nunca más de lo necesario- contra la bravuconearía, la falta de ejemplaridad y la escasa responsabilidad de quienes deben ser el ejemplo y bandera del respeto y la convivencia ciudadana.

He sido testigo con inmensa tristeza -y no con menos rabia-  del vergonzoso espectáculo que han dado nuestros políticos, una vez más, en el lugar donde la observancia de las normas legales -y las que los usos sociales nos conceden- deberían ser el modelo a seguir por todos los españoles. Un modelo del que deberíamos sentirnos orgullosos y no avergonzados.

No es solo que los más altos representantes se salten sin consecuencias legales el Real Decreto 707/1979, de 5 de abril, por el que se determina la fórmula de juramento o promesa para la toma de posesión de cargos o funciones públicas, es que muchos se comportaron, en el mejor de los casos, como quienes después de un par de horas de botellón se insultan y empujan sin causa de fondo…..pero con muy malas formas.

Después de algún empujón por querer ocupar el mejor puesto para salir en TV, se escucharon fórmulas de juramento tan absurdas, ridículas y contrarias a legalidad como las siguientes (abc.es):

«Por España, por la España vaciada, por el planeta, por la clase trabajadora, por un país en el que el amor gane al odio o por las Trece Rosas(……) por los presos políticos, por el mandato de 1 de octubre, por la república vasca y la ya clásica por imperativo legal» 

Que yo sepa, a ninguno de los diputados que no utilizó la fórmula establecida por el Real Decreto y que la solemnidad del momento requiera, se le llamó siquiera al orden. Años atrás, no se permitió que se utilizaran fórmulas no contempladas en la ley. Aquí va la muestra.

Mi amigo Juan de Sevilla me escribía esta madrugada -no podía dormir-  el siguente «guazasp»: «Güandedió haqueyo parezía una taverna yena de hinzenzatos hidiotisaos por hegos basíos de curtura y sinconosimiento umano dela realida sircundante» Muy cierto, muchos fueron los que con un total desprecio a quienes les hemos votado y un escaso deseo de búsqueda del bien común -que comienza por el estricto acatamiento a la legalidad- se dedicaron a ofender con su actitud a los españoles………. Algún imbécil vendrá ahora a argumentar ahora que los que se pasaron la ley por sus partes pudendas solo hicieron uso de su libertad. Ya verás…..esto último no lo dice mi amigo Juan de Sevilla, lo digo yo.

Reproduzco, traducidas, otros comentarios de mi amigo Juan de Sevilla: «Se puede ser ridículo, ignorante, inculto, inepto, indigno, amoral, falto de ética o asocial pero todos los anteriores no deberían ser epítetos meritorios de ningún representante en el congreso»

Nos hace falta más ®Cultura del agrado. Nos hace falta más intención de ayudar. Nos hace falta deseo de hacer que los demás se sientan bien con nuestras acciones. Nos hace falta educación, modales y cortesía. Nos hacen falta verdaderos valores y líderes que los defiendan. Nos hacen falta menos predicadores y más ejemplaridad.

Este post está dedicado a los 18 alumnos y 21 profesores del Curso de Experto en Servicios de Mayordomía & Hospitality que han sido ejemplo de cohesión, elegancia personal, dedicación y colaboración. Para todos ellos mi agradecimiento y mi consideración.

© Juan de Dios Orozco López.

®Cultura del agrado es una marca registrada.

Recibe las entradas del blog en tu email

Introduce tu email para recibir semanalmente en tu correo electrónico los artículos nuevo publicados en el blog.

También te puede interesar...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será pública.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.