fbpx Saltar al contenido principal

Elon Musk no tiene quien le quiera.

Somos muchos los que nos dedicamos a «leer» e interpretar lo que determinadas fotografías cuentan. Leer en ellas y elaborar el mensaje es parte del trabajo de quienes estamos en esto del protocolo.

Lo cierto es que de una fotografía se pueden extraer muchas conclusiones. No digo apreciaciones. Voy más allá. Hablo de afirmaciones que casi no admiten discusión. Son como axiomas. No caben interpretaciones. Así ocurre en la fotografía de arriba en la que Elon Musk aparece visitando a Su Santidad el Papa. Parecería que, el hombre más rico del mundo, se haya comprado el traje en un «Todo a cien». El otro día vi en televisión una boda de un minero de Alaska que le superaba en elegancia y decoro.

Me resulta incomprensible e inaudito que nadie de su equipo o de su familia se haya preocupado de arreglarle los bajos del pantalón…… a el y a todos sus hijos. Está claro: Tiene todo el dinero del mundo pero nadie que se preocupe de el. La afirmación no es mía sino de mi amigo Juan de Sevilla, que sabe mucho de muchas cosas. Siempre tiene opinión y está animado a hacerse columnista de The Times, Le Monde o del Frankfurter Allgemeine. «Mira Güandedio -me dice circunspecto- llozoi mahlihto quel ambre porqe epazao musha, y er guger tranzlato ase bilgueriah. Zin provlema con los hidiomah» Estoy muy orgulloso de tenerlo como amigo porque nunca ve obstáculos y siempre observa posibilidades de éxito. Tenemos mucho que aprender de el aunque de sí mismo dice: «habeses tengo menos luses qe un carrobolcao».

Me lío y me lío y me desvío del tema….

Quede claro que la dejadez y falta de cariño de Musk solo es superada por la carencias del ministro Iceta al que puedes observar en la cena de Gala que se ofreció en el Palacio Real de Madrid con ocasión de la Visita de Estado del Emir de Qatar.

El ministro Iceta alquiló el frack para acudir al Palacio Real. No le sentaba bien y nadie se lo dijo. Eso sí, llevaba tirantes y eso todo el mundo lo sabe. Su Jefe de Protocolo o no existe o no sabe por dónde le viene el aire . Está claro, el ministro (tampoco) tiene quien le quiera. Foto EFE.

Resumiendo, mi madre no me hubiera dejado salir a la calle de esa guisa en la que la familia Musk se ha atrevido a visitar al Papa. Por su puesto ella -que me quería muchísimo- me hubiera hecho abrillantar los zapatos; habría exigido anudar perfectamente la corbata y, desde luego, si llego a desperezarme como lo hace uno de sus hijos, en público, las consecuencias hubieran tenido una trascendencia tal que jamás se me olvidaría que el gesto de desperezar solo ejecuta en la ducha o en la soledad de tu habitación. Hubiera comprobado también la limpieza de cara y manos, la limpieza y longitud de uñas, incluidas las de los pies, y se hubiera asegurado que la ropa interior fuese la de los domingos y fiestas de guardar o la de ir al médico.

Tu te preguntarás -como lo hago yo- si este señor no tiene quien le asesore. Pues parece que NO. Mayordomo y asesores, si los tiene, no tienen ni idea de qué va esto y madre, mejor que no la tenga. Porque si la tiene y es como la mía, estará en shock, de los nervios, máspalláquepacá y a punto de una cogestió, que es una enfermedad de la que antes morían todos los que lo hacían con la desfachatez de pasar a mejor vida «de repente» y consecuencia de actos sorpresivos.

A mi, la fotografía me la ha enviado mi amigo Juan de Sevilla con el siguiente titular: «Mira Güandedió, Jelon Mast no tiene quien le Kiera…y zi tié madre que ze prepare pa zentir el bértigo de la sapatiya boladora. Dile que te mande a arguien a asé el cursiyo de mayordomo. Qué bergüensa, qué bergüensa. Porfabó.»

Dejo aquí el enlace a un programa formativo para que si los asesores de Mr. Musk leen este artículo, puedan ver los contenidos de un programa que le ayudará. Se lo pueden desgravar de hacienda y es bonificarle por la FUNDAE. Lo digo por si andan apretadillos de fondos.

Es que a mi amigo Juan de Sevilla no se le escapa el más mínimo detalle. Lo que hace el aburrimiento. Otra cosa, no. Pero reírme…..

© Juan de Dios Orozco López

Recibe las entradas del blog en tu email

Introduce tu email para recibir semanalmente en tu correo electrónico los artículos nuevo publicados en el blog.

También te puede interesar...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será pública.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.