Ayer me colé y en tu fiesta me planté.

Ya habéis visto que una pareja de estafadores -tienen pendientes varias demandas judiciales- se han colado en la cena de etiqueta que el Presidente Obama ofreció al Primer Ministro de La India. Al contrario de lo que se podría pensar, Obama no ha corrido más peligro que el de ser abofeteado. No se han saltado todos los controles,  que son muchos. Pasaron un control, probablemente el más lejano, que es el de la presentación de la invitación formal. Personas bien vestidas, que se presentan formalmente en un control y piden disculpas a los miembros de protocolo por haber olvidado su invitación?.

Lo más curioso de todo es que no sólo no se ha negado que la seguridad falló sino que se ha admitido el fallo. La fotografia que os presento es una fotografía oficial tomada por el fotografo oficial de la Casa Blanca. La polémica y el mar de fondo se acaban en tanto que se admite el fallo y no se da pié a los medios de comunicación a que especulen con ello. El mensaje está claro: Hemos fallado; no volverá a ocurrir y, lo más importante, hemos tomado las medidas necesarias para que está situación no se produzca.

La Sra. Salahi -estafadora- saluda al Presidente Obama.
La Sra. Salahi -estafadora- saluda al Presidente Obama.

Esta es la pesadilla de los organizadores de actos: la falta de seguridad. Pero es muy difícil acercarse a una alta autoridad sin que algún  miembro de la seguridad te lo impida. Obviamente es muy complicado atentar contra Obama. Los anillos de seguridad que se cierran alrededor de el, hacen prácticamente imposible que se pueda atentar contra su persona con un arma. Pero nadie puede evitar que un invitado, cuando es saludado por su anfitrión, le devuelva el saludo en forma de bofetada.

Existen otro tipo de riesgos y daños colaterales, que están más relacionados con la imagen institucional y la de los que representan las instituciones.  ¿En qué lugar ha quedado el servicio secreto que ofrece seguridad al Presidente?. ¿Hafallado el servicio de protocolo de la Casa Blanca?.

¿Recordáis a Bill Gates cuando, el día de la presentación de Windows, fue recibido a tartazo limpio?. Tuvo más trascendencia  el tartazo que el sistema operativo que presentaba. Objetivo conseguido: Se habla más de la tarta y del grupo que planeó el tartazo que de el Sistema Operativo; consecuencia: pérdidas de cientos de millone de dólares de Bill Gates.

Bill "cakes"
Bill "cakes"

También te puede pasar en tu fiesta. Así ocurrió con el «taliban» disfrazado que se coló en una fiesta de la Familia Real Inglesa o este otro pájaro que se coló en una zona muy VIP de las carreras de Ascot.

Un "Talibán" en Ascot.
Un "Talibán" en Ascot.

La seguridad es imprescindible en la organización de actos y sólo en ocasiones se tiene en cuenta. Intenta que nadie se cuele en tu fiesta sin invitación.

También te puede interesar.....

2 comentarios

  1. Estimado Juan: Lo clavas, lo clavas. Que razón tienes y que agudos tus artículos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.