«Gorrones» en la cena de gala.

Otra vez los «gorrones» que se cuelan en la fiesta (cena de gala) de la cumbre del clima de Conpenhague. Escribí sobre el tema hace 15 o 20  días pero un fallo en la web perdió el texto del post. De todas formas, sabéis que me gusta distanciarme de los acontecimientos para poder  opinar fríamente.

Recuerdo que, en el post perdido, me refería a la acción de Greenpeace en el sentido de que – según ellos- la acción de la justicia de Dinamarca fue desproporcionada respecto del «hecho» cometido. Resulta que se cuelan en una fiesta a la que no han sido invitados -allanamiento de morada- , se hacen pasar por Jefes de Estado – suplantación de personalidad- y se saltan todos los controles de seguridad establecidos. Es decir, que varios días en la cárcel y no comerse las uvas en casa es desproporcionado?. Claro, es desproprocinado y desmesurado y todos los  «- ados»  que se quieran. ¿ Que habrá pasado con el responsable de seguridad…..y con el de protocolo? . Eso es lo de menos. No importa si al de seguridad lo han puesto de vigilante de pingüinos en el polo norte o al de protocolo le han ofrecido un digno puesto de cajera de super. Lo importante es «dar la nota» y sacar partido; partido económico. Por cierto que en aquella ocasión también afirmé que el retorno de la inversión efectuada por Greenpeace iba a ser, también, desproporcinado. A las pruebas me remito: en ADN leo «. …En los 21 días de cárcel, los socios de la ONG han crecido un 20%». No está mal. A ello hay que sumarle el valor de los cientos de horas en TV y los espacios en otros medios de comunicación ¡de todo el mundo!. Total unos milloncejos de nada para esta organización que defiende valores muy respetables pero que no mide las consecuencias de su acción ni las que afectan a los organizadores del encuentro, por ejemplo. Ellos mismos están sorprendidos de la trascendencia de su acción «no violenta». Han hecho caja y por eso creo que son unos gorrones. Menos mal que no exigieron que les sentaran a la mesa de la Reina de Dinamarca ni pidieron caviar y langostinos de San Lucar. Hombre,  ya puestos un buen cava y unas uvas (sin pepitas), que somos de Greenpeace.

Los falsos Jefes de Estado de Greenpeace (Foto: RTVE)
Los falsos Jefes de Estado de Greenpeace (Foto: RTVE)

Según López de Uralde,  a el lo eligieron «……….por mi perfil, era mayor y tenía experiencia en acciones no violentas, con más de un centenar a mis espaldas». Buen historial, si señor. Me pregunto que hubiera ocurrido si a algún miembro de la seguridad – especialista en que las acciones de los demás no se conviertan en violentas-  se le ocurre sacar su arma reglamentaria -pensando que son terroristas- y dispara al aire en el momento en que Juan López de Uralde (falso Jefe de Estado) y su acompañante (falsa Jefe de Estado) sacan las pancartas en mitad de la cena. Yo creo que no pensaron en la que se podía haber liado con todos los dirigentes mundiales intentando salir del local acompañados por sus escoltas, armas desenfundadas, coches y ambulancias y más policias……..¡ Que risas! ¡Que diver!

Bien por Greenpeace como organización defensora de derechos e ideales legítimos. Mal por sus procedimientos.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.