Tiger Woods, su mujer y el pintor.

Ahí va la liebre………es que la cabra tira al monte……………..échale un galgo……………. Cuando todos pensábamos que Tiger Woods estaba sumido en la tristeza, aparecen los creativos. Da igual que lo abandonaran las marcas de cuchillas de afeitar, porque Tiger no necesita afeitarse (si no conviene). No importa que su ex-mujer lo abandone y se lleve lo mejor de su vida (léase sus hijos y no «la pasta»).

Da igual todo. Su madre -porque es madre-, lo acogió, benigna, admitiendo pulpo como animal de compañía y asumiendo que su hijo no era tan culpable como su ex nuera sugiere. Del accidente nada de nada. Parecer ser que una boca de agua para bomberos, junto con algunos árboles y jardines, se cruzaron en su camino cuando su mujer utilizaba un palo de golf para quitar nosequé de la cabeza de Tiger. Eso es todo.

El mundo entero quedó conmocionado por la situación y, hace apenas un mes, nadie daba un Euro por el futuro del «Tigre de los Bosques». Lo del Tigre de los Bosques no es el apelativo cariñoso con el que cariñosamente le llamaban las señoritas que gozaban de su amistad. En realidad ellas lo llamaban «El Pulpo de Sevilla». No quiero entrar en más explicaciones porque estos post los leen mi hijo y su «amiga especial» (J.C?) que aun no llegan a los 18. Por cierto chicos ¿sería posible mantener la línea telefónica libre en algún momento entre las 22:00 y las 24:00?. Graciassssssssssssssssssss.

Al grano. Lo que es suceptible de generar ingresos, pues no se abandona. Es  como el desodorante Rex…. ¡Eso es!

En fin, que esta mañana mientras leía un periódico digital me he encontrado con el Tigre en un anuncio que casi me hace llorar de la EMOCION (recordad que para vender hay que emocionar). El padre del Pulpo, perdón del Tigre, -ya fallecido- hace en el vídeo unas preguntas al Golfoista y finaliza diciendo “¿aprendiste algo?”. Para que os hagáis una idea de los sentimientos que despierta la expresión facial de Tiger, perdón el Tigre de Sevilla..no el Pulpo de los bosques… bueno de este muchacho, he de confesaros que, en estos momentos, lloro sobre una  palangana con cierto temor por la probable inundación de mi garaje.

El caso es que Tiger ha vuelto a la publicidad y a los campos de golf.  Woods necesitaba sentirse querido por la afición y deseado por sus antiguos patrocinadores (y los que puedan caer). Su ex-esposa le estaría reclamando ahora unos cuantos millones de Euros para pagar un pintor que arregle los techos de su casa. Todo esto lo sé por un amigo mío de Antequera -que es pintor – y que le ha hecho un presupuesto de 3,5 millones de Euros por subsanar los problemas del salón, el pasillo y los baños (sólo techos). «Juan -me decía mi amigo-  es que tu no te pué imaginá lo desmejorá que está esa casa. Vamo a tener que echá más de un mé. Los techos están fatá de rayaos».

“No hay mal que por bien no venga” y “A rey muerto, rey puesto”  son máximas que, adaptadas a las ideas de Marketing y Comunicación del equipo al servicio de Tiger Woods, pesan mucho. Por cierto que, antes de salir de nuevo a la palestra de la publicidad, Tiger pidió disculpas públicamente a todo el mundo. Si sabes un poquito de inglés podrás observarlo en su comparecencia previa al spot de Nike.

Os dejo el video del perdón y el vídeo del llanto.

© Juan de Dios Orozco López.

También te puede interesar.....

1 comentario

  1. Hola Juan,

    Interesante artículo, es un tema básico de discusión en la facultades de Publicidad y RR.PP., el uso de la imagen polémica o de personajes que lo son como reclamos publcitarios efectivos, el más claro ejemplo de esto fueron las campañas de una marca de ropa en los años 90 en los que se utilizaba imágenes impactantes que nada tenían que ver con el mundo de la moda para vender sus productos.
    Personalmente pienso que el viejo lema «que hablen mal de uno pero que hablen» no es aconsajable a las alturas de desarrollo de la sociedad en la que nos encontramos. Igualmente, la utilización de personajes famosos que prestan su imagen a cantidad de productos diferentes, creo que en la mente del consumidor no hay duda que no son utilizados por ellos.
    En fin sólo expresar mi disconformidad tanto con la «publicidad conflictiva» como con el uso de culquier tipo de personaje más o menos conocido para cualquier tipo de producto.

    Por cierto cotilleo, se rumerea que la emisión de este anuncio le costó a Tiger Woods el divorcio definitivo de su esposa que no se si realmente se llego a producir.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.