Un «bisho» en la Casa Blanca.

Un amigo de Sevilla me llama con la intención de ofrecerme temática para el blog. Transcribo parte de la conversación que he mantenido con el.

Mi amigo de Sevilla: “ Guan que no, que no se trata de otro perro……….. Que no, que no`stoy hablando de argún asesó der Presidente……….. Es que no ha salío bien la puesta en escena de Varac Hovana.

Yo: ¿Cómoooooooooo?. ¿Un fallo en la puesta en escena del Presidente Obama? . ¿Que los de protocolo y comunicación de la White House no han controlado todos los detalles? Vengaaaaaaaaaaaa.

Mi amigo de Sevilla: Pues sí, eso a pasao. Es que en la “güais jaus” hay «topos»… noooooo, infiltraos no, joé. ¡Un bisho, coño, ¡¡¡¡¡¡un-bi-sho!!!. Que no tentera de ná, coones, güan.”

Después de un largo intercambio de pareceres y búsquedas en Internet ya he conseguido ver la fotografía de lo ocurrido. La tienes más abajo.

Obama comparecía ante la prensa como siempre, cargado de solemnidad, para hablar de sus medidas relacionadas con Wall Street y el sistema financiero. Pero el protagonismo se lo ha llevado, al final, el “susodicho bisho” . Un topo se paseó delante del atril mientras el Presidente hablaba. El “bisho” ha conseguido generar un debate en el que expertos internacionales han estudiado la longitud de la cola “der animá” para dilucidar si se trataba de una rata, un ratón, un lirón o un topo de las praderas del oeste virginiano. De nada sirvió lo que estaba diciendo el presidente, ni la preparación del discurso ni la puesta en escena………..» ni ná de ná«. Lo importante es “…….er bisho. ¡Ea tor mundo entretenio y a vé da onde ha salio el bisho de los coones!

De la comparecencia de Obama han quedado, más o menos, estos titulares:

Rusia: “Un topo en la Casa Blanca (je,je).”

España: “Roedores en el patio del chalé de los Obama. Se busca al constructor responsable que pagó comisiones al contratista que, por cierto, tenía bigote”.

Irán: “Ratas rabiosas de metro y medio de diámetro en la casa del infiel”.

Venezuela (República Bolivariana de): “Las ratas infectan al inquilino fascista de la Casa Blanca.  ¡Exprópiese!”

Diario local de Camas (Sevilla): «Un bisho sa paseao por delante del presidente de los estaos uníos. Se la puesto la cara café con leshe pero a seguio padelante sin temblor de purso arguno«.

Al final parecer ser que todo está aclarado y que se trata de un «Heterocephalus glaber». Lo que los expertos en “bishos destos” no saben es que yo sí sé su apellido. Sí. Se llama Murphy. Sí, Murphy. De los Murphy de toda la vida. Ya sabéis que esta familia se ha venido caracterizando por echarlo todo a perder (tu dales hueco que ya si eso……..).Su red es amplísima y cubre todo el orbe “y más payá delestranjero”. El lema que reza en su escudo heráldico es: “Pa joé, los primeros”. Ellos, los Murphy, son los culpables de que llueva en mayo en las Bodas Reales; de que se te estropee la megafonía tres minutos antes del comienzo de un acto en el que participan 2000 personas; de que se caiga el invitado de honor  cuando aparece en escena o de que la modelo resbale en la pasarela. Son la familia de los que han «nasio pa joé tol cotarro».

Y es que es imposible controlarlo todo. Es lo que ocurre a los que organizamos actos. Muchos detalles que verificar, mucho trabajo y ………., de pronto, llega un  Murphy en forma de topo -menos mal que no ha sido una rata- y lo tira todo por la borda.

Creo que voy a preparar una charla para el próximo curso que tenga por título: «Murphy y su poder. Perspectiva histórica de su actuación». Suena bien ¿eh?. ¡¡¡Pues ya verás como alguno de la familia viene y me la echa a perder!!!.

Me he pasado con el cachondeo. Esto es impropio de alguien que se dedica a las formalidades del protocolo.

Como siempre, me lío, me lío………..pero «lo escrito, escrito está». Son palabras de Pilatos (San Juan 19;22), quien por cierto me parece que era antepasado directo de un hijo de…..Murphy.

¡¡¡ Ea, pue a fumigá la güais jaus !!! (sin que se enteren los ecologistas).

Me he divertido mucho redactando el post. Espero que tu también.

El topillo Murphy y Obama
El topillo Murphy y Obama
© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

3 comentarios

  1. Genial. Muy divertido, sí señor.
    Enhorabuena por tu blog. Sinceramente, me encanta, lo tengo en favoritos y lo leo desde hace tiempo. Mi más sincera admiración por tu profesionalidad, y mi agradecimiento por las cosas que aprendo de este sitio.
    Espero conocerte personalmente alguna vez. Un saludo.

  2. Gracias Alonso. Esa es la finalidad del blog: enseñar y divertir. Espero poder conocerte también. Un abrazo.

  3. Pues sí que es un fastidio que después de haber trabajado tanto en la organización de un acto, ocurran estas cosas y lo trastoquen todo. Aunque por otra parte pienso, ¡qué aburrido sería el mundo sin murphy!. Si en nuestra vida diaria la suerte, la casualidad, el designio divino o el sino (para los no creyentes) va jugando con nuestros planes y modificándolos a su antojo, ¿cómo no iba a pasar lo mismo en un acto que, al fin y al cabo es tan solo un plan?
    Sin Murphy,sería todo tan previsible!
    Gracias por tu blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.