Trini puede y «Too much» Gómez puede más.

La Obamanía tuvo – digo tuvo porque Obama lo tiene crudo en estos momentos- un éxito que sobrepasó todas las expectativas de  los consultores políticos propios y ajenos. A todo el repertorio de herramientas de comunicación que fueron utilizadas, se unió un lema corto, directo y evocador que venía a resumir – con pretendida y acertada frescura- la imagen de lo que se quería divulgar desde su programa.

Sobre su lema electoral ya hice algún comentario en mi post «(YES) WE CAN do it» (http://juandediosorozco.es/?p=2147) en el que sostenía que hay pocas cosas que inventar pero, aún así, era de prever que el mismo formato de mensaje sería utilizado más adelante. Así ha sido.

Está claro que todo consultor político hubiera deseado estar al lado de Obama y de los creativos de su campaña electoral; queda claro, también, que emular – o pretender emular- un lema de éxito evita exprimir las neuronas de los que tienen que engendrarlo; y lo que queda absolutamente claro es que, a simple vista, los españoles somos unos torpes hasta para copiar. Podría parecer que la imaginación y la creatividad de los asesores de «Trini» es de cero patatero al elegir el lema «TRINI PUEDE».

De la eficacia y oportunidad de aquel lema -el de Obama- no hay nada que discutir, pero pretender los mismos efectos para el lema trinitario es, cuando menos, presuntuoso. En primer lugar, porque de uno a otro va un trecho formal, gramatical, de fonética y de mensaje; en segundo lugar, porque nunca copiar fue una buena opción; en tercer lugar porque no evoca las mismas ideas; en cuarto lugar porque aquel hablaba de «nosotros» como grupo con intereses comunes y este habla de ella,  con sus propias motivaciones. La debilidad del «Yo» de Trini  se enfrenta a la fortaleza del  «nosotros» de Obama.

Sin embargo, toda esta estrategia de comunicación y marketing político parece demasiado facilona y evidente. La copia burda del lema, las faltas de ortografía y gramaticales de su web y el penoso y poco creible video de presentación de Trini (pincha aquí Presentación de Trinidad Jimenez para verlo), ¿no serán fallos y meteduras de pata intencionadas?. Quizá la intención de la candidata (y su staff) es que se hable de ella. Da igual que la gente hable bien o mal. Lo importante es que se hable. Los de su equipo podrían haber pensado: «¡Qué más da si los demás dicen que hemos copiado un lema. Lo importante es que digan; que se hable de Trini».

Mientras tanto, Gómez admite que sin las primarias hubiera sido un completo desconocido. Los errores de comunicación de unos favorecen la presencia en los MCS de los otros.

Puestos a «inventar», otras opciones para el lema podrían ser: «La Trini puede» o «Trinidad Can» o «Trini CANdidata» .  El último lema que he leído contra Trinidad Jiménez en internet es: «Trini puede, pero Tomás Gómez seguro que lo consigue».

Por último -por inventar que no quede- se me ha ocurrido un lema para Tomás Gómez: «Too much Gómez puede más».  Pelín estadounidense sí que lo veo…..y largo……y utiliza el verbo «poder» que está muy manido…….y ¿el que no sepa como suena «too much»?. Este lema no vale. Es un desastre. Pero oye, ya puestos a inventar……

© Juan de Dios Orozco López.

También te puede interesar.....

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.