La imagen del candidato.

Alfredo Rubalcaba

Se avecinan las elecciones y me consta que en ciertos mentideros existe una gran preocupación por la “Imagen”. Sí, por la imagen que los candidatos quieren transmitir a los futuros votantes. Leo, por otro lado, algunos artículos que limitan la imagen de los candidatos a aspectos relacionados con la indumentaria, el color de la misma y otros tantos factores referidos a la apariencia física. Pero la IMAGEN de un candidato va mucho más allá de la habilidad de un sastre o la destreza de un peluquero. En primer lugar, porque en la imagen influyen no solo elementos relacionados con el presente sino que las percepciones de hoy se pueden ver afectadas por las actuaciones del pasado, en cuyo caso de nada sirve que la corbata contraste con el color de los ojos ni ir “peinado a la moda”.

Mariano Rajoy
Mariano Rajoy

Nada del pasado queda oculto. Al final, las debilidades de otrora, aparecen como amenazas del presente derrumbando las oportunidades del futuro.

En segundo lugar porque la imagen nace, crece y se destruye si no dispone de sólidos anclajes. La imagen se crea con esfuerzos increíblemente costosos (en todos los sentidos) y se destruye con una facilidad de vértigo.

En tercer lugar porque la imagen es, además de una cara simpática y un traje a la moda, el sumatorio de un importante número de habilidades intelectuales y actitudes personales y, en cuarto, y no por ello el último lugar, porque la imagen de un dirigente no sólo está referida al Yo sino que está afectada por factores ajenos a la persona directamente relacionados con otros grupos de personas que le asesoran.

Alfredo Rubalcaba
Alfredo Rubalcaba

La moda la crean los diseñadores, antes llamados sastres y modistas. La imagen de los candidatos es el resultado de combinar habilidades, actitud y creatividad. Creo que la diferencia cuantitativa y cualitativa es obvia. La moda es efímera mientras que la aspiración de un candidato es que su imagen perdure.

© Juan de Dios Orozco López.

También te puede interesar.....

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.