El «Efecto Paco»

Ayer me cupo el honor de introducir el acto de presentación del libro «El último servicio del Presidente», escrito por mi buen amigo Mariano Crevillén Puche. Hace unos meses presentamos el libro, también, en Toledo y contamos con la presencia del Senador – hoy Diputado electo- Agustín Conde Bajén. En esta ocasión fue el Coronel José Conde Arjona -DIRCOM del Ejército de Tierra-  quien, sin desvelar la trama, hizo un repaso de la morfología de la novela y sus personajes. Te dejo unas fotografías de la presentación  en la Casa del Libro.(pincha sobre ellas para ampliar).

El caso es que cuando a Mariano – el autor- le tocó hablar de su obra, lo hizo expresando su intención de que ella produjera en el lector lo que denominó «Efecto Paco», que ahora paso a describir.

Mariano es un «todo terreno», una herramienta «multipurpose» y «sirve tanto para un roto como para un descosío». Entre las muchas actividades que ha desarrollado con éxito – Militar, empresario, profesor de enseñanzas medias…- destacó que cuando era joven llego a trabajar en una fábrica para sacar un dinerillo adicional al que le daba su padre. Tenía un compañero de mucha más edad que el y cuyo nombre era Paco. En los descansos para comer, Paco compaginaba el mordisco al bocadillo de sardinas con la lectura de las novelas de Marcial  Lafuente Estefanía. Paco era alegre y dicharachero pero en una ocasión Mariano lo encontró, al comenzar a trabajar y tras la comida, cariacontecido y triste. Preocupándose por su estado, le preguntó: «¿Qué te ocurre?», a lo que el contestó: «No me ha dado tiempo a saber si los indios llegan a atacar la diligencia». El causa de sus males era que Paco no había llegado al final de la novela y ello le generó una gran inquietud.

A las sensaciones positivas que un escrito, en este caso novela, genera en el lector es a lo que Mariano Crevillén denomina el «Efecto Paco». Me consta que más de una persona ha perdido horas de sueño cautivado por este efecto que Mariano ha conseguido con su novela «El último servicio del Presidente».

Del mismo modo que a Mariano Crevillen, aunque en menor medida y con absoluta humildad, yo espero que mis cortos post lleguen a emocionaros y que se produzca en vosotros, también, el «Efecto Paco». Las más de 20.000 visitas que lleva protocol.es en este mes me hacen pensar, con toda modestia, que algo de este efecto sí que hace mella en vosotros. Las pruebas estadisticas podéis verlas en la página de inicio de protocol.es, al final de la columna de la derecha. Las  actualiza automáticamente wordpress.

Considero un honor que me leáis, espero que sigáis premiándome con vuestra consideración y que sufráis el «Efecto Paco» leyendo los contenidos de protocol.es.

Gracias. © Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

2 comentarios

  1. Enhorabuena Juan de Dios por este blog maravilloso.
    Saludos de tu antiguo compañero en el Sadel Jesús de la fuente

  2. Querido Jesús, qué alegría me das y cuanto tiempo sin saber de ti.Aún recuerdo con extremo cariño cuando me invitaste a tu casa hace más de 30 años.Espero que toda tu familia se encuentre bien. Guardo un gratísimo recuerdo de aquellos años en el SADEL.
    Un fuerte abrazo y espero verte pronto.
    JDD Orozco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.