Antequera Por Su Amor

Este es el lema de Antequera: Antequera P.S.A. Así luce en su pendón. Ya explicaré cual es su significado.

Se ha acabado el verano y yo lo he finalizado al más puro estilo andalúz. He pasado unos días en la Fería de Antequera -el resto del verano trabajando-  donde he tenido la oportunidad de disfrutar de familia y amigos, casetas, pescaíto frito, «pelonas» de lomo y fiesta, incluída la Fiesta Nacional.

Cada vez que visito Antequera admiro con más intensidad sus tradiciones y siempre hay algún detalle que me sorprende agradablemente. Hacía varios años que no me acercaba en Agosto -«mushá caló» era la excusa- pero no dejaré pasar tanto tiempo para volver a disfrutar de ocasión tan fantástica. Seguro que no.

No he podido, como siempre, dejar de observar los acontecimientos desde la perspectiva del protocolo. Así, os comentaré que en Antequera se creó hace años la figura de la «Regidora» que es acompañada de las «Manolas». La designación de Regidora recae en una señora que destaque o haya destacado por algún motivo en Antequera. Este año ha sido nombrada como «Primera Dama de Antequera» Chica Jiménez, trabajadora social del Ayuntamiento con muchos años de servicio a sus espaldas.

Esta tradición se retomó en el año 1989 sustituyendo, el nombramiento de Regidora, al de Reina de las Fiestas. La primera dama durante esos días de fiesta «precede» a las autoridades. En cuanto a su atuendo -cómo no- mantilla española, peineta y un peculiar lazo rojo al modo del s XIX (véase algún retrato de la entonces Duquesa de Alba pintado por Goya).

Destaco ahora, también, la corrida de toros goyesca a la que tuve oportunidad de asistir. En primer lugar, reivindico el derecho a la celebración y asistencia a las mismas, de la misma forma que algunos celebran y pagan por la preservación del abejaruco del Mekong o la inseminación artificial de la cabra del Atlas. Si no existiera Fiesta Nacional no habría toros y la mejor forma de preservarlos es que sigan celebrándose corridas. Así ha sido y así debe ser hasta que, sin menoscabo de la libre decisión, no exista quórum suficiente para celebrarlas. De momento, dejemos que toro y torero se enfrenten uno con bravura y otro con valentía.

En segundo lugar tengo que afirmar que, a pesar de que los toros fueron un desastre, disfruté mucho con toda esa plástica que permite,  dar órdenes, ser educado, mostrar desacuerdo, pedir permiso o dar las gracias que toreros, subalternos y presidencia ponen en práctica sin decir palabra. Presenciar una corrida de toros con gente entendida es, además, una verdadero privilegio. Hay toreros, me refiero ahora al Maestro Padilla, que saben encandilar al público y arrancar el aplauso, la ovación, recibir comprensión y sumar adeptos cual político enfrentado a multitudes. Este, el político, necesita del verbo. Aquel, el torero, se vale del gesto, expresión corporal y ademanes para embelesar al público. Tengo que reconocer que esto de embelesar me parece una habilidad difícil pero no imposible de aprender. Es un calificativo que solo utilizo para maestros de la comunicación y en verdad que Padilla lo es en su forma de persuadir.

El protocolo taurino, en tanto que norma de obligado cumplimiento, es seguido por todos los actores de la lidia. Los gestos no hacen más que convertirse en un código cargado de elegancia que el profano dificilmente puede llegar a enteder. Desde el principio, la norma protocolaria está presente en la lidia. Se respeta la autoridad de la presidencia, el deseo del público, la autoridad del director de lidia, la muerte brava del toro…..respeto, incluído el debido al toro.

En cuanto a la plaza de toros de Antequera creo que hay pocos cosos taurinos que sean tan bonitos. Por lo que se refiere a Antequera, merece la pena perderse en ella. Júzgalo por ti mismo. Te dejo una galería de fotos. Pinchando sobre una de ellas puedes navegar sobre la galería entera.

Con este post termino el verano en el que he me dado tiempo para maquetar un resumen de post del año 2009 -que podrás descargarte pronto- e iniciar la revisión de mi libro que espero publicar algún día.

Ahora toca comenzar el último cuatrimestre con buen pié.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.