Protocolo y Mas

…como dicen en las tiendas de los veinte duros: «A cien y +».

Me gustan estos juegos de palabras. Naturalmente me refiero a la toma de posesión del Molt Honorable Senyor President de la Generalitat de Catalunya.

Los profanos en las técnicas de protocolo -entre ellos se encuentran muchos políticos- creen que la creación de mensajes denotados o connotados y la culminación con éxito de un acto institucional de trascendencia surge por generación espontánea….como si del nacimiento de setas silvestres en el monte se tratara. Cuando la ignorancia o, peor aún, el desprecio son parte de su inteligente argumentario, surgen frases tales como «Yo no creo en el protocolo» o «Yo soy muy poco protocolario». En cierta ocasión un Subdelegado del Gobierno me espetó «pero, ¿Para qué sirve el protocolo? El protocolo está trasnochado» a lo que contesté: «Delegado el protocolo moderno se sustenta en normas democráticas. De hecho usted se puede sentar en primera fila porque así lo determina una norma legal democrática». En otro momento y acto diferente,  un Presidente de Comunidad me dijo, también: «¡Cuanto protocolo!» quejándose de que todo estaba muy medido. No me quedó otra que contestarle: «Solo el necesario para intentar que todo salga bien». En su defensa, debo admitir que este Presidente tenía un Director General de Protocolo que no sabía por dónde le daba el aire y claro, no estaba acostumbrado a las rigideces protocolarias…..

Pero me he desviado del tema principal que no es otro que las formas aplicadas al acto de la toma de posesión del Presidente Mas. La mano de personas conocedoras de la técnica protocolaria y la imagen pública está presente de forma patente.

Desde mi punto de vista caben destacar cinco elementos esenciales en el acto:

1º Mas pasa revista a la tropa (Mossos de Escuadra). Con este gesto asimilarse a un Jefe de Estado a quien las tropas rinden honores. Este acto de «pasar revista» se ha venido repitiendo en anteriores ocasiones. No es tan importante el hecho como el momento y su significado connotado. Ahí va la fotografía.

Mas pasa revista a la tropa (Mossos de Escuadra)
Mas pasa revista a la tropa (Mossos de Escuadra). Observa la disposición de «presenten armas». La fotografía es de la página web oficial de la Generalitat.

2º Se tapa el cuadro de S.M. El Rey. Al parecer, los responsables de protocolo han señalado que esta escenografía ya se había puesto en práctica en otras ocasiones. No obstante, en esta ocasión, el gesto adquiere un especial grado de relevancia en el que lo explícito de la decisión vuelve a conculcar -no ya la cortesía y educación- quizá, la legalidad. Tengo la certeza de que vamos a ver muy poco ese u otro retrato del Rey en los actos organizados por el gobierno de Cataluña en los próximos años.

3º Absoluto desprecio por la Enseña Nacional y, por lo tanto, por la legalidad vigente. No añado más a este apartado porque ya he escrito bastante sobre ello. La Bandera de España brilla por su ausencia.

4º Menosprecio a los representantes del Estado, a los que se ha relegado  a terceros puestos, disponiendo al actual Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas  por detrás de ex-presidentes de la Generalitat. De este menosprecio quizá debieran pedirse responsabilidades al responsable de protocolo del ministro Montoro que no ha defendido correctamente el puesto que corresponde a su representante institucional y que debió anticiparse a estos . La foto aquí.

A Montoro se la "desplazado"
A Montoro se le ha  «desplazado»

5º Se vuelve a «ningunear» la fórmula oficial de juramento o promesa establecido. Se le pregunta con la fórmula oficial y contesta con su fórmula personal…..

Solo un detalle mas…..qué mal gusto utilizar el negro como color predominante en la escenografía. ¿Será parte de un mensaje predictivo?

De todo lo anterior -y de otras muchas cosas más- se deduce que en este acto se respira mucho trabajo protocolario transformado en puro mensaje político.

¿Que para qué sirve el protocolo? Tú mismo.

© Juan de Dios Orozco López

 

También te puede interesar.....

6 comentarios

  1. Completamente de acuerdo con todas tus apreciaciones. Indudablemente además de los errores de protocolo (a mi juicio premeditados), hay una clara provocación en todos ellos.
    Gracias Juan de Dios. Un abrazo

  2. Gracias por el comentario Julia. Indudablemente hay premeditación. Saludos. Juan de Dios.

  3. Muy interesante lo que comentas. Varias consideraciones: al tratarse de un acto de carácter especial creo que la Generalitat de Catalunya ordena a las autoridades asistentes de acuerdo con los criterios que considera oportunos. No obstante creo que es errónea la precedencia establecida para el ministro Montoro. Ni siquiera en el decreto de precedencias catalán de 1981, modificado por una sentencia del TC, se pone en un lugar tan preeminente a los ex presidentes de la Generalitat.
    Finalmente, me sorprende la enorme distancia entre la presidencia y la primera fila de invitados.
    Un abrazo,
    Justo Figueroa.

  4. Hola Justo. Sin menoscabo del lugar que corresponde al presidente electo, modestamente creo que tras disponer en el lugar que le corresponde al Ministro, a la Delegada del Gobierno y a otras autoridades contenidas en el R.D 2099/83 los responsables de protocolo de la Generalitat pueden disponer a sus autoridades como les plazca. Creo también que en ningún caso la norma general establecida para el Estado puede ser menospreciada y menos aún conculcada por una norma de rango autonómico.
    Saludos afectuosos.
    Juan de Dios.

  5. Completamente de acuerdo, Juan de Dios. No obstante en la aplicación de los decretos autonómicos de precedencias solemos estar a lo dispuesto en la Constitución cuando habla de los principios de jerarquía y competencia. La competencia en la ordenación de sus propias autoridades es lo que utiliza en este caso la Generalitat de Catalunya para ordenar, creo que mal, a sus autoridades. Pero insisto en el carácter especial del acto, que deja un margen de libertad a los organizadores para colocar como deseen a sus proipias autoridades, en este caso sin límite, lo que me parece incorrecto, no porque no puedan hacerlo, que lo hacen, sino porque estéticamente hay otras posibilidades mucho más éticas… y estéticas.
    Un abrazo,
    Justo.

  6. Hola de nuevo Justo. Nada que objetar. Todo lo contrario. Creo que estamos de acuerdo en la esencia que para este caso, como tu bien indicas, tiene otras posibilidades éticas y estéticas.
    Gracias por tu aportación y un abrazo.
    JDD Orozco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.