Otra semana sin protocolo.

Me he quedado en blanco. No se de qué escribir. Y la verdad es que no encuentro inspiración por la escasez de temas relacionados con el objeto de este blog: Protocolo, imagen y comunicación.

Podría escribir del comentario que el presidente Mújica hizo de la presidenta de Argentina y su fallecido esposo.  Que un Jefe de Estado se refiera a otro con el calificativo de «vieja» y a su difunto marido como «tuerto» no parece que sea la forma más adecuada de hacer diplomacia, de velar por la imagen de un país o simplemente de poner en práctica las normas básicas de cortesía y educación que deben exigirse a cualquier dirigente político. Me pregunto por la parte de culpa que tuvo el Jefe de Protocolo de este acto en el que los micrófonos quedaron abiertos cuando ya nadie hablaba al público. Si el responsable de la organización no lo controla todo, Murphy – señor de las tostadas que caen siempre del lado de la mantequilla- se encarga de poner las cosas en su sitio. Mejor dicho, Murphy se encarga de crear caos. Es lo de siempre: O controlas o se descontrolan.

Guardar las formas, de cara a la opinión pública es una obligación de cualquier responsable político.
Guardar las formas, de cara a la opinión pública es una obligación de cualquier responsable político.

Quizá hubiera sido interesante escribir, otra vez, de los «saltos de protocolo» del Papa. Todo el mundo con las manos en la cabeza ¡Dónde vamos a llegar! ¡El Papa -saltándose el protocolo, claro está- ha firmado la escayola de una niña! Por favor, el mundo está indignado, sorprendido, apesadumbrado…….y atontado. Pero hombre, que el Papa  salude a una niña es lo más normal del mundo. Es un gesto de cercanía no solo loable sino aconsejable. Insisto en que no se rompe el protocolo. ¿Cree alguien que después de similares actuaciones, ahora los servicios de protocolo, seguridad y prensa del Vaticano no tienen previstas estas supuestas rupturas del protocolo?. Cuando S.S Francisco no actué de la forma que lo hace en la actualidad, será motivo de preocupación y de que algo se está rompiendo. Creo yo.

S.S Francisco rompiendo el protocolo al firmar la escayola a una niña
S.S Francisco «rompiendo» el protocolo al firmar la escayola a una niña

Podría escribir, incluso, de la pérdida de credibilidad de la Familia Real. Nadie puede negar que la percepción pública en estos momento de la institución está bajo mínimos. Tampoco se puede negar que detrás de tantas noticias negativas -por muy ciertas que sean- hay una clara intención de desacreditar a D. Juan Carlos y provocar -en el mejor de los casos- su abdicación como paso previo para la caída de la monarquía.

En una charla informal con un amigo que se dedica a crear y recomponer imágenes  de dirigentes con una estrategia definida -y no poniendo parches como hacen algunos- me decía que la solución para lavar la imagen Real está en la abdicación, que se llevaría consigo todos los asuntos que no huelen bien y pondría a cero el marcador de la imagen pública Real. S.A.R. El Príncipe es «virgen» todavía y a sus descendientes aún no se les puede «señalar» con dedo acusador. Muchos son los que piensan que no hay más solución que la abdicación y la única discrepancia está en si el momento debió ser meses atrás o quizá se debe esperar a que salgan todas las cosas desagradables para que el Príncipe parta de cero. S.A.R La Princesa de Asturias y sus hijas jugarán un papel importantísimo en la generación de una imagen pública positiva, si es que los que asesoran en la Casa de S.M. El Rey manejan bien tiempos, lugares y formas.

La Infanta Doña Cristina se ha visto envuelta en los turbios asuntos de su esposo
La Infanta Doña Cristina se ha visto envuelta en los turbios asuntos de su esposo

En fin, son comentarios de expertos que saben de esto más que yo, mucho más.

Y tú ¿qué piensas al respecto?

Lo dicho, esta semana no he encontrado ningún tema que mereciera la apena y fuera digno de tu atención. Lo siento, la próxima vez será.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

10 comentarios

  1. Buenas tardes Juan,

    Es la primera vez que comento en tu blog, pero es que me han parecido temas interesantes, aunque igual te hayan sabido a poco. Me sorprende especialmente que la gente se sorprenda, valga la redundancia, de que el papa firme en la escayola de una niña. Bien es cierto que el protocolo eclesiástico es a veces rígido y frío, pero no podemos olvidar que el protocolo nace de las costumbres, y las costumbres las hacemos las personas. Mucho tendríamos que lamentarnos si dejáramos de ser personas para seguir las normas.

    Por otro lado, y simplemente porque me ha venido a la cabeza en el momento en que he leído el título de tu post, creo que el siguiente tema sobre el que escribir sobre el protocolo es sobre el protocolo en Internet. Es decir, un manual de «buena educación», usos y costumbres de la vida online. Al fin y al cabo, los actos cada vez se están digitalizando más… Igual podría ser una buena idea.

    Recibe un afectuoso saludo.

  2. Buenas tardes Carla. Gracias por tu comentario. Tienes toda la razón, el protocolo lo hacen las personas. En este caso el Papa está en su derecho a decidir el modo de actuar en público sin menoscabo de su autoridad en la Iglesia Católica.
    Gracias por tu idea. Seguro que algún día escribiré sobre ello. FAlya hace a algunos.
    Saludos cordiales y bienvenida de nuevo.
    JDD Orozco.

  3. Menos mal que no había nada que comentar Juan, cuando será cuando tengas ideas,jejeje.
    Como siempre son muchos los temas interesantes que tratas. Y como bien dices, ‘saltarse’ el protocolo, es también protocolo. Y seguro que sea de forma natural o no, el papa piensa muy bien sus movimientos, y firmarle la escayola a una niña, o pararse a saludar a un grupo de peregrinos, forma parte de ese protocolo no escrito que está haciendo el papa Francisco.
    En cuanto al tema de la corona, dejemos tranquilo al rey, que sabe muy bien lo que hace.
    Te mando un afectuoso saludo

  4. Gracias por tu comentario Javier. Afortunadamente tu has captado la ironía del titular
    Saludos cordiales.
    JDD Orozco.

  5. Gracias Juan por tus palabras.
    Un saludo afectuoso.
    JDD Orozco.

  6. Mil gracias, Juan de Dios, por tu post. Creo haberte comentado en otra ocasión que aunque las musas te abandonen será momentáneamente.
    Los dos asuntos que tratas son realmente transcendentes; si bien, en el primero llama la atención que lo normal y natural parezca excepcional. Coincido contigo, porque entre otras personas lo aprendí de ti, que las acciones son mensajes estudiados, y lógicamente, los del nuevo Papado no iban a serlo menos.
    En lo que al segundo asunto, Casa de S.M. el Rey se refiere, a mi juicio, caben varias consideraciones:
    1. La renuncia de S.A.R. la Infanta Doña Cristina a sus derechos dinásticos o ser totalmente apartada. Hace meses que se debería haber producido, como también, el declarar, no como imputada, sino como esposa, como en su día hiciera S.A.R. la Princesa de Hannover, Carolina de Mónaco.
    2. Otra opción que comentas es dejar que todo siga su curso y vaya «a peor», personalmente dudo de que S.A.R el Príncipe de Asturias pudiera partir de cero; considero que cuanto más se demore una buena estrategia, más difícil será el recuperar la credibilidad.
    Y aquí englobaría el hacer pública, ya sé que esto es una monstruosidad, la hoja de servicios de S. M. el Rey, pero hay demasiados intereses republicanos en esta situación.
    3. Mencionas el papel clave de S.A.R. la Princesa de Asturias y SS.AA.RR. las Infantas Leonor y Sofía. Todos somos humanos, aunque el comportamiento de la primera en la Misa de Entronización de S.S. el Papa Francisco, dejó muchísimo que desear.
    4. Sería deseable que la Casa de S.M. el Rey actuara con mayor rapidez, diligencia y con mayor mano izquierda que le permita un margen de maniobra mayor y un mensaje claro y contundente. Ni siquiera percibo ahora mismo unidad entre sus miembros y me parece preocupante.

    Entiendo que en algunas ocasiones hay que esperar a que pase la tormenta y actuar, pero los medios de comunicación y demás no dan tregua.

    Esto es todo lo que opino, esperando que en este último asunto todo se resuelva de forma favorable.

    Recibe un afectuoso saludo.

    Ana Belén.

  7. Gracias Ana Belén por tu razonado comentario. Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas pero me gustaría destacar una que recalcas: «la prensa no da tregua» a la que yo añado que los lobbies interesados no solo no dan tregua sino que se aprovechan -de forma deshonesta- del árbol caído.
    Saludos afectuosos.
    JDD Orozco.

  8. Disculpas, Juan de Dios, he obviado inintencionadamente el asunto del Presidente Mújica. Coincido plenamente en que las formas están por encima de cualquier situación incómoda que se presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.