Una ridícula inauguración.

María José Català, Rita Barberá, Alberto Fabra y Serafín Castellano en el sóatno del museo San Pío V. / tania castro

Los comunicadores públicos y los que se valen de ellos, a veces, se meten en unos jardines cuya salida es difícil -por no decir imposible- encontrar. Lo importante para algunos es que se hable de ellos aunque nada destacable tengan que contar.

Durante muchos años he oído afirmar a gente muy importante: «Que se hable de mi mal, pero que se hable» Esta máxima que muchos daban por válida en materia de comunicación -a veces como paradigmática- no tiene mucho sentido en nuestros días en los que el efecto multiplicador e inmediato de las redes sociales y la web pueden impulsar hasta la cumbre o hundirte en un «plis-plas» sin argumento alguno. Sea positivo o negativo, el mensaje puede propagarse como los virus de la gripe y curarlo puede ser misión imposible.

Aun cuando algunos profesionales advierten a sus asesorados, estos siguen  navegando en zonas de mala mar y asumen riesgos innecesarios con tal de estar siempre en primera línea. Para algunos lo importante, lo más importante, es salir en la foto y ocupar un espacio que de no ser acaparado por ellos será arrebatado por el contrincante. Desde mi punto de vista, se equivocan. Enfrentarse a los medios y la opinión pública, en situación desfavorable, lleva aparejado siempre costos de imagen pública. Téngase en cuenta que, en estos tiempos, la situación de los políticos no es la más idónea para disparar con pólvora mojada.

Después de la inauguración de una rotonda en cuya fotografía había más políticos que centímetros cuadrados disponibles, ya creía haberlo visto todo. Sin embargo, el Presidente de la Generalitat Valenciana y la Alcaldesa de Valencia han superado todos los límites. Te recomiendo que prestes mucha atención a la fotografía de más abajo y a lo que escribo a continuación: han inauguran «un trastero o almacén» (defínelo tú mismo). Los chinos llegan a la Luna, Nelson Mandela ha fallecido, Irlanda sale del rescate económico y en Valencia se inaugura ¡un trastero! Pues nada, mi felicitación a todos los valencianos por tan importante e histórico momento que vendrá a destacar este hueco que solo ellos saben cómo volver a llenar.

Es una manera brillante de perder el tiempo. Ahora entiendo cómo algunos políticos se quejan de que la sociedad no sabe valorar sus esfuerzos. Lee este artículo y observa la fotografía.

María José Català, Rita Barberá, Alberto Fabra y Serafín Castellano en el sóatno del museo San Pío V. / tania castro
María José Català, Rita Barberá, Alberto Fabra y Serafín Castellano en el sótano del museo San Pío V.

Creo que este acto ha servido para difundir la encomiable labor del servicio de limpieza de sótanos y trasteros de la Generalitat Valenciana. El arquitecto que dirige la obra calificó de “milagro propio de las cosas de la construcción en España” el hecho de que, “aunque hace unas semanas estaba lleno de trastos y de porquería, ahora está limpito y bonito para que lo puedan ver”

Mi amigo Juan de Sevilla ha afirmado «Pavernosmataodeldisgusto, zeñó, zeñó, zeño. Ande bamo ha yegá»

Yo ya no sé qué pensar. ¿y tú?.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

6 comentarios

  1. Estimado Juan de Dios:

    Sin palabras. Impensable.

    Un afectuoso saludo.

    Ana Belén.

  2. Es increible. No se si tendrá que ver algo el posterior cese de responsables de comunicación en la Generalitat.
    Saludos.
    JDD Orozco.

  3. Estimado Juan de Dios,

    Hace tiempo me explicaron que uno de los primeros pasos en la organización de un acto es tener claros sus objetivos y la filosofía del mismo, pero esta claro que la filosofía importa poco o nada cuando, en realidad, lo es todo.

    Una abrazo,

    Belén Egea

  4. En este caso, creo que han perdido el norte.
    Saludos cordiales.
    JDD Orozco.

  5. Sin palabras. Alucinante. Patético. En general, hace muchísimo tiempo que muchos políticos (no todos) perdieron el sentido de la responsabilidad, de la ética y moral (¿que palabras son esas?) pero lo que no resisto es la absoluta pérdida del sentido del rídiculo…….con este magnífico artículo (ilustrados en tus fotos….que no necesitan palabras) y tus acertados comentarios demuestras una vez mas que esta «gente» son capaces de todo y más para salir en una foto.., «Chupakamará» como diria nuestro entrañable Juan de Sevilla.Ozú.

  6. Querida amiga, precisamente este fin de semana lo he pasado en Sevilla con mi amigo Juan que me dice lo bien que otros lo hacen. El trabajo, el esfuerzo, la honradez y la honorabilidad no necesitan de publicidad ni propaganda.
    Un afectuoso saludo.
    JDD Orozco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.