Hasta luego José Luís.

José Luís Delgado en la presentación de los Cursos extraordinarios de protocolo de la USAL

No podía ser de otra forma y el post de esta semana, que adelanto a hoy por motivos obvios, es para mi amigo, compañero de viaje en el mundo del protocolo y maestro José Luís. Nos conocimos -Olga Casal, José Luís y yo- en el Especialista de Protocolo de Estado e Internacional de la Universidad de Oviedo y la Escuela Diplomática. Hace ya unos años. Desde entonces, hemos compartido nuestros éxitos y nuestros tropiezos.

En lo personal, José Luís era reservado mientras que en lo profesional era locuaz y extrovertido. Tenía ese don -para algunos defecto- de verbalizar lo que pensaba y defendía sus ideas y planteamientos a toda costa.

El bagaje cultural y profesional de José Luís era muy amplio. Pertenecía a la I Promoción de Periodistas que vio la luz en la Complutense de Madrid, trabajó en el famoso Diario Pueblo, en la Oficina de Información Diplomática y fue Jefe de Relaciones Institucionales de Interflora. En los últimos años se dedicó a enseñar protocolo, su verdadera pasión. Fundó y dirigió con sobresaliente éxito -que nadie se arrogue este mérito- el Curso extraordinario de protocolo de la USAL y el Máster en su primera edición. Estaba especialmente orgulloso de enseñar en Salamanca.

Sus alumnos, a los que desde aquí agradezco las enormes muestras de cariño que nos han trasladado, saben de su total dedicación y entrega a la docencia y su especial interés por ofrecer una enseñanza de calidad y cargada de contenidos útiles. Incorporó a su vida a los que participaban en sus cursos como si de su familia se tratara y ha sido justamente correspondido en proporción a su gran interés por el alumnado. Era muy querido y respetado.

Con el cáncer enrocado en el cuerpo, teníamos que pedirle que descansara y que no acudiera los viernes y sábados a las clases que se impartían en Salamanca. No dejó de cumplir con sus obligaciones aun cuando la enfermedad le obligaba a caminar con muletas y tenía dificultades para respirar. Consideraba una deslealtad y una falta muy grave para con sus alumnos no acompañarlos en todas y cada una de las conferencias que otros ofreciamos. Después de los alumnos, atendía con gentileza y caballerosidad a todos los profesores.

Sus últimos 18 meses de vida han sido una carrera de obstáculos que superó definitivamente ayer con la dignidad de un gran hombre. A las zancadillas de la salud hay que añadir las de otras personas que, con una incalificable actitud, pretendieron desacreditarlo sin conseguirlo.

José Luís rezó mucho durante su enfermedad y no me cabe duda de que se ha ido preparado, así que ahora no me queda más que imaginarlo preparando listados de precedencias, ordenando las banderas de las naciones de los que con el están y diseñando nuevos actos en el cielo. No se le escapará ningún detalle y tengo la seguridad de que allí pondrá a cada uno en el lugar que le corresponde, por encima de lo decretado.

Queda con Dios José Luís. Marcha en paz y sigue haciendo protocolo en el cielo.

Nos vemos, seguro, más adelante.

Nota: El funeral por la muerte de D. José Luís Delgado, periodista, experto en protocolo y  DIRECTOR Y FUNDADOR DEL CURSO EXTRAORDINARIO DE PROTOCOLO Y DEL MASTER DE PROTOCOLO DE LA USAL, tendrá lugar el día 12 de febrero a las 19:00 horas, en la Parroquia del Buen Suceso sita en C/ Princesa nº 43, de Madrid.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

12 comentarios

  1. José Luis Delgado fue un hombre carismático y singular que dejó una profunda huella en cuantos le conocimos y disfrutamos de su amistad.
    En estos momentos se me agolpan los recuerdos de tantos momentos compartidos, de tantos proyectos, de tantos sueños. Pero sobre todo su ejemplo de generosidad, caballerosidad y entrega.
    Fue un gran profesional y una gran persona. No se puede pedir más.

  2. Hola juan, cuánta pena me invade, yo también conocí a José Luis en el curso de Especialista de protocolo de estado e internacional en la Escuela Diplomática de madrid hace como tu dices unos cuantos años y siempre lo recuerdo con mucho cariño, cada vez que tengo la oportunidad de saber que está dando nuevos cursos o escribe una reflexión. M has dejado impactada, no sabía que estaba enfermo y me uno a vos en todas tus apreciaciones y fíjate como son las cosas el 12 de febrero es el día de mi cumpleaños. .Disfruté mucho ei tiempo que comparimos el curso en la <escuela Diplomática. Un abrazo muy grande para tí y yo también lo tendré en mis oraciones.

  3. Se nos ha ido «como del rayo» aquel a quien tanto hemos apreciado, querido, respetado y seguido en su estela. Yo sin duda fui de sus últimos alumnos, de ese Master en nuestra querida Universidad de Salamanca. Volver al studio salmanticensis fue doblemente grato; por la sapiencia recibida y por el magnífico plantel de profesores a los que hemos tenido la oportunidad de conocer y aprender de sus conocimientos en el hermoso mundo del Protocolo, capitáneados magníficamente por José Luis. Su esfuerzo, como bien se ha comentado, ha sido por encima de lo responsable y de lo contractual, Ha sido profesor, director, tutor, colega, confesor y AMIGO. La semana pasada en ese «hotel hacia al cielo de San Camilo» tuve la oportunidad de abrazarle junto con Marga (otra alumna) y de departir con él sobre lo divino y lo humano, sobre el presente y el futuro, sobre la política y el protocolo. Aún vislumbrando este penoso final, ninguno de los tres nos atrevimos a hablar de ello, sino de todo lo que nos esperaba en el mundo del Protocolo, en lo bueno que sería prever los cambios que en las instituciones básicas del estado, se van a dar en breve y en porque no, trabajar en esa primera línea. Vive Dios que en honor a ti y a tu estela tus alumnos estaremos en lo más alto, en el lugar en el que tu ocupas en nuestro corazón.
    José luis Delgado García hasta siempre!

  4. Tus palabras como discípulo de José Luís Delgado, resumen lo que tanto sus alumnos como los profesores sentíamos por el. No lo olvidaremos y prueba de ello es ya el homenaje que se le rendirá en el Curso de Protocolo de Vigo del que fue, también, profesor.
    Te doy las gracias por lo escrito en nombre de los que hemos disfrutado de su amistad y sabiduría.
    JDD Orozco.

  5. Querido Juan de Dios:

    Si hoy estoy en contacto con vosotros, que os dedicáis a esta maravillosa profesión y actitud, que es el Protocolo es gracias al curso de la USAL que realicé, pero si no hubiera encontrado una persona y un profesional como José Luis, no sería así.
    Nos transmitía cada nueva ponencia y su defensor o defensora con una humildad hacia vosotros que maravillaba.
    El contacto personal era una maravilla. Todo lo hizo fácil, si bien era exigente, como debe ser.

    Gran pérdida y siempre en mi recuerdo.

    Recibe mi más sincero y animoso abrazo en estos momentos en los que tú, como gran amigo y profesional a quien mucho apreció, lo estarás pasando mal.

    Ana Belén.

  6. Verdaderamente una gran perdida, compartí con el cursos en la Escuela Diplomática de Madrid y era una persona estupenda, DEP, un saludo desde Bruselas.

  7. Muchas gracias a todos por vuestro recuerdo tan cariñoso y entrañable de Jose Luis.
    No formo parte del mundo del protocolo pero soy amiga de Jose Luis desde la infancia
    Le he oido hablar muchisimo de su amiga Olga y de todos sus compañeros y alumnos alguno de los que conoci unos dias antes de su muerte en Los Camilos.
    Gracias por la ayuda y el apoyo que le habeis prestado hasta el último momento.
    Jose Luis ha sido un hombre bueno y os agradezco de corazon todos vuestro comentarios

  8. Gracias Belén a ti que le acompañaste, también, en sus últimos días. Si no me equivoco, fuisteis muy amigos en la juventud. El nos habló de ti. Espero poder enviarte el vídeo que «In Memoriam» le confeccionaron en la Universidad de Vigo.
    Estoy a tu entera disposición.
    Saludos cordiales.
    JDD Orozco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.