Análisis DAFO de la imagen del Papa Francisco

Quiero comenzar mi post semanal felicitando a la Dra. Dolores del Mar y a su equipo, por el éxito del Congreso de Protocolo al que he asistido esta semana. El rigor, la calidad, la profesionalidad y un estricto sentido de lo que es protocolo han sido el distintivo que ha marcado el desarrollo de este magnifico encuentro. Gracias Lola, Cristina, Carlos y todos los que habéis colaborado en este Congreso.

Os dejo la segunda parte de mi intervención en las III Jornadas Internacionales de Comunicación institucional e Imagen pública que, dirigidas por mi apreciado amigo el Dr. Fernando Ramos y organizadas por la Universidad de Vigo, se han celebrado los días 9 y 10 de abril en el Campus de Pontevedra. Días después de mi intervención he tenido el honor de ver corroboradas mis tesis por las declaraciones del Arzobispo Georg Gänswein quien, en una entrevista al XLSemanal de ABC, afirma:

  • «Su actitud no es una estrategia. Es así: directo y sencillo»
  • «Su impronta jesuita ya de por sí va en contra de «revolucionario» y del concepto»anti»
  • «El Papa Francisco es un hombre de gestos y hace cosas que no se esperan de un pontífice»
  • «El hecho de que el trabajo de prensa no siempre fuera el óptimo es algo de lo que extraer enseñanzas para hacerlo mejor en el futuro. La opinión pública percibe lo que le transmiten los medios de comunicación social»

Antes de que comiences a leer quiero poner de manifiesto mi profundo respeto y admiración hacia la persona de S.S El Papa y hacia lo que representa. Todas mis afirmaciones deben entenderse realizadas desde una perspectiva estrictamente profesional.

Dije así:

Introducción

Jorge Mario Bergoglio, S.S el Papa Francisco, es un jesuita Argentino de padres italianos que se ha caracterizado, como arzobispo y cardenal, por su humildad, conservadurismo doctrinal y su compromiso con la justicia social. Conocida es la cercanía que el Papa Bergoglio desea y ofrece a todo el que quiere acercarse a él y que en algunos casos ha provocado algún que otro quebradero de cabeza a sus colaboradores más directos.

Desde el punto de vista de la eficacia en comunicación y la imagen pública, no cabe la menor duda de que el Papa ha impulsado, desde el inicio de su papado, la aceptación social de la Iglesia Católica. Su forma de actuar -más cercana a las de un sacerdote de primera línea que a las de un jerarca- ha cambiado y mejorado exponencialmente la percepción pública del Papa como vicario de Jesucristo en la tierra y, por extensión, la de la Iglesia Católica. Los niveles de aceptación de su persona se han disparado hasta niveles que, por ejemplo, en Argentina alcanzan el 98%.

Papa espera el autobus

Sin grandes pretensiones, llevaremos a cabo una auditoría de su imagen pública desde dos perspectivas:

  • Perspectiva interna: En la que analizaremos algunas de sus FORTALEZAS Y DEBILIDADES.
  • Perspectiva externa: Para valorar, de forma sencilla, algunas de las OPORTUNIDADES Y AMENAZAS que afronta la figura de El Papa y lo que institucionalmente representa.

Perspectiva interna

Fortalezas

  • Coherencia

Una de las fortalezas más destacables de S.S. El Papa es su COHERENCIA personal. Su trayectoria le hace identificable con los modos de actuar de Cristo. Huye de las riquezas y de la ostentación. Defiende a los más desfavorecidos y se enfrenta a quienes se aprovechan de los que menos tienen. Lo hizo de sacerdote, lo practicó de cardenal y ahora lo hace como Papa. No ha dejado de ser quien fue, lo que ha hecho que quienes hayan investigado su pasado y comparado con su actuación en el presente apoyen y alaben la consistencia de su personalidad.

El Cardenal Bergoglio viajaba en transporte público

  •  Fotogenia

A la cámara le gusta el Papa. El Papa es una persona muy expresiva y cada uno de sus gestos parecerían estudiados y diseñados cuando en realidad son fruto de su naturalidad. Su expresión facial y corporal hace que cualquier gesto esté cargado de mensaje y significado positivo.

  •  Modestia

Las apariencias sí importan. La distancia, la altura y hasta el color de suelo son atributos del poder. En este sentido, ni la indumentaria, ni los elementos decorativos que rodean al Papa, ni la altura o distancia a la que se sitúa de los que se acercan a él, es la que mantiene un jerarca revestido de poder. Con su actitud vuelve a la esencia de la doctrina católica relacionada con la austeridad y su presencia es su principal atributo de poder.

Cercano

  •  Modernidad

Aunque en los últimos años el Vaticano ha dado grandes pasos en el uso de herramientas de comunicación y de marketing, nunca se vio a un Papa recomendar el rezo del Santo Rosario de la forma que lo ha hecho Francisco: Pura mercadotecnia en la que cabe destacar el packaging de un rosario. El Papa y su equipo han dado ya muestras de la necesidad de utilizar herramientas actuales para hacer llegar la religión católica más lejos y con más fuerza.

Debilidades

  • Falta de coordinación

Una de las debilidades instrumentales que cualquiera que siga la figura de S.S ha podido detectar, es la falta de coordinación entre el propio Papa y el Consejo Pontificio para la Comunicación Social. El hecho de que este órgano pontificio difundiera por las redes sociales[1] la imagen de un graffiti en el que se observaba al Papa imitando a un Superman  y, más tarde, S.S. declarara “me parece ofensivo que me consideren un Superman[2]” ponen de relieve la descoordinación dentro de su propio grupo de asesores. La solidez y la acción de conjunto en equipos que asesoran a personas de tan altas responsabilidades se hace necesaria para mantener la credibilidad y los índices positivos de aceptación pública.

Superpapa
Al Papa no le gustó que le comparasen con Superman.
  •  Modos de Cardenal

Cualquier acción que lleve a cabo S.S El Papa tiene una dimensión universal e influye sobre más de 800 millones de católicos de todo el mundo. Es la persona con más “poder” de todo el orbe. La dimensión de sus responsabilidades como Cardenal no son comparables a las que como Papa tiene ahora. La capacidad de influencia de S.S El Papa y la de llegar a los lugares más apartados del planeta requiere de una perspectiva que dista mucho de la que ha venido desarrollando como cardenal.

Modesto

Las dimensiones de su marco de actuación han crecido y lo que antes era controlable de una forma directa, ahora requiere de un complejo equipo y de un proceso de toma de decisiones complicado.

Perspectiva externa

Existe la falsa creencia de que en Chino Mandarín la palabra CRISIS se escribe como OPORTUNIDAD. Esta idea, creada por los speechwriters del presidente Kennedy ha perdurado hasta nuestros días de manera que los líderes que pretenden motivar a sus equipos ante la realidad de una crisis, afirmen que siempre hay oportunidades cuando todo se ha venido abajo. Con esta idea –cuando una CRISIS te alcanza se generan OPORTUNIDADES- analizaré cuatro posibles oportunidades de proyección de la imagen pública de S.S El Papa.

Oportunidades

  • RENOVACIÓN de la jerarquía vaticana y de la Iglesia Católica

En los últimos años, la Iglesia Católica ha sido puesta en entredicho por la actuación deshonesta de algunos de sus miembros y el silencio y la connivencia de otros tantos altos responsables. A ello hay que sumar la desilusión de muchos católicos que se han ido separando de la religión por la falta de modelos y valores que seguir.

El carácter del Papa Francisco, impulsado por una corriente renovadora interna que propugna la vuelta a los modos de actuación de Jesucristo, podría suponer un espaldarazo definitivo para situar a la Iglesia Católica en posición ventajosa. En este sentido cabe destacar la firmeza que S.S El Papa ha demostrado con  el cese del obispo alemán de Lindemburgo Tebartz-van Elst por gastar 30 millones de euros en su residencia episcopal. Este hecho viene a demostrar que al Papa no titubea al tomar decisiones incómodas.

Cardenal cesado
Este cardenal gastó más de 30 millones de euros en la reforma de su sede. Fue cesado.
  • Reafirmación de los VALORES tradicionales del catolicismo

En momentos de crisis moral como los que se viven en la actualidad, parece que los valores promulgados por la Iglesia Católica y el ejemplo que de ellos vienen representando S.S El Papa servirían de acicate de su imagen pública y, por lo tanto, de la Iglesia Católica.

Amenazas

Las amenazas que pueden afectar a la imagen pública del Papa Francisco están íntimamente ligadas con sus altos índices de popularidad. A simple vista parece un contrasentido pero no lo es.

  •  Observancia del Papa como líder político

La singularidad que asocia íntima e inseparablemente la condición de pastor y la de Jefe de Estado, puede hacer creer a la  opinión pública mundial que el Papa tiene a su alcance la solución a crisis y situaciones de desigualdad social. Lo anterior lleva inexorablemente a establecer la tesis  –explicitada ya por muchos medios de comunicación- de que se intenta convertir al Papa en un motor de cambio de realidades que se salen de su capacidad y alcance. Todo indica, además, que el Papa ese encuentra más cómodo en su rol de pastor que en el papel de estadista.

El Papa no quiere ser observado como líder político

  • Expectativas de cambio en la Iglesia Católica defraudadas

Hay quien, de forma equivocada, habla del “Efecto Francisco” y del “Papa del cambio” Cierto es que los cambios en las formas se están llevando a cabo pero, a pesar de ello, el mismo Papa Francisco siempre se caracterizó por su conservadurismo doctrinal. Es innegable que la renovación se está produciendo aunque algunos grupos de influencia desearían que la innovación se produjera más rápida y fuera de más alcance.  Una amenaza real y que podría hacer válida la hipótesis más peligrosa, que afectara a su imagen pública, podría ser que la realidad no respondiese a las expectativas.

Tres veces portada TIME en menos de un año
Tres veces portada TIME en menos de un año
  •  Vertiginoso ascenso de su imagen pública

Por último, cabe destacar que los niveles de aceptación pública de la figura del Papa Francisco no tienen precedentes en ninguno de sus predecesores y quizá en ninguna personalidad mundial contemporánea. Su rápida ascensión a la cúspide de la aceptación y la admiración pública, puede hacer peligrar su éxito actual sino va acompañada a medio-largo plazo de un respaldo sólido del organigrama de la  Iglesia Católica en tanto que organización que cimente y refuerce sus acciones como Sumo Pontífice.

Espero que te haya gustado el post que publico, precisamente, cuando Juan XXIII y Juan Pablo II son inscritos en el Libro de los Santos.

© Juan de Dios Orozco López

[1]Sic. : “We share with you a graffiti found in a Roman street near the #Vatican / Les compartimos este graffiti que vimos hoy pic.twitter.com/In76sMJE4v

[2]http://www.abc.es/sociedad/20140305/abci-papa-francisco-estrella-201403050947.html

También te puede interesar.....

4 comentarios

  1. Un bonito y bien elaborado artículo que me ha gustado mucho.
    El análisis DAFO lo empleamos mucho para planificar estrategias de marketing y en Social Media, pero me ha sorprendido tu originalidad al aplicarlo a el Papa Francisco.
    Un abrazo

  2. Hola, muy buen artículo. Me ha sido de mucha ayuda para entender todo lo que abarca la imagen pública de un líder. Felicidades. Saludos desde México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.