La prueba del algodón.

A veces veo banderas, muchas banderas..y no encuentro la razón

Alguien puede pensar que lo de enfrentarse a los medios -intermediarios y actores fundamentales en esto de la comunicación-  con un discurso medido y en un particular contexto, no requiere planificación, es una entelequia o es fruto de la improvisación. Que se lo digan a Mas.

En el caso Pujol, al que no le salva del desprecio de la opinión pública ni la Virgen de Montserrat, los únicos aciertos en materia de imagen y comunicación los han llevado a cabo asesores muy diestros, que han determinado tempos, tiempos, modos, modales y otros tantos aspectos para controlar la mayor parte de lo que llegue a la sociedad.

Verás, en el año 2013 Jordi Pujol se preguntó, en relación con informaciones que le señalaban como evasor de capitales: «¿Qué coño es eso de la UDEF?» A partir de ese hecho, en los últimos días se ha producido una programada y secuenciada actuación mediática que te detallo para que juzgues por ti mismo si es improvisada o no.

  1. Dimite Durán y Lleida. Naturalmente, sabía la que se avecinaba.
  2. Dimite el hijo de J. Pujol -Oriol Pujol- de todos sus cargos en CiU. De esta manera cuando J.Pujol confesó su debilidad que le llevó a mentir y defraudar, su hijo estaría fuera de la cúpula de CiU. A cambio, CiU no echará leña al fuego y defenderá al Más alto nivel al mentiroso Pujol.
  3. Divulgación de la confesión de culpabilidad de Jordi Pujol. En este momento, Jordi Pujol ya sabe «qué coño es eso de la UDEF» y se siente acorralado. Ya no se hace más preguntas sino que buscas respuestas a las preguntas que le pueda hacer la Guardia Civil (UDEF).
  4. Mas siente «compasión» públicamente de su mentor, J.Pujol, dando cumplimiento a los términos que previamente han acordado.
  5. Mas es recibido en La Moncloa.
A veces veo banderas, muchas banderas..y no encuentro la razón
A veces veo banderas, muchas banderas..y no encuentro la razón.

No pasa desapercibido, incluso para el más profano de los observadores, que la confesión se ha producido en el inicio de las vacaciones de verano -que es precisamente cuando la opinión pública desconecta y la actividad política se aminora- buscando, con premeditada astucia, que el paso del tiempo disminuya la presión mediática y social sobre los Pujol, Más y tantos otros actores afectados por las fechorías del clan.

Está claro. Al pico inicial de indignación general, le sigue el valle mediático y de desinterés que provoca el verano. Después vendrá la vuelta de vacaciones, la puesta en marcha del funcionamiento de la maquinaria política y otros muchos asuntos que, con el paso del tiempo y la lentitud de la justicia, diluirán en las aguas del olvido la mayoría de las faltas o delitos que se hayan cometido. Claro está, también, que esta astuta forma de actuar solo la pueden poner en práctica quienes disponen del dinero suficiente para manejar los hilos de la comunicación y la imagen pública en su propio beneficio. Es de libro, escuadra y cartabón.  Se pretende salvar lo que se pueda de la imagen pública -y el capital- de los Pujol y sus palmeros.

A Pujol, autoinvestido en el pasado de una aureola de dignidad y de estadista y que ha admitido ser un ladrón y un mentiroso -dejémonos de eufemismos-, no debieron permitirle «renunciar» a su sueldo, chófer, equipo de apoyo y título de Honorable. Renuncia no. Reproche público es lo que debieron imponerle, cuando menos. Un gobernante que esté cargado de razón y de ética no actúa mostrando consideración y «compasión» -que es lo que siente Mas- con quien, habiendo sido un alto cargo público, ha mentido y defraudado durante 34 años. Es una lástima que la indignidad personal de unos, a veces, se premie con una actitud servil y de indignidad política, de otros.

Lo anterior te puede parecer que es fruto de mi indignación, que lo es. Sin embargo, no es menos cierto que existe una operación de limpieza de imagen pública y un manifiesto y premeditado intento de eludir responsabilidades. Mr. Proper -en forma de asesores de comunicación e imagen pública- ha comenzado su trabajo……pero la prueba del algodón no engaña. Hay mucha suciedad que limpiar.

© Juan de dios Orozco López

También te puede interesar.....

5 comentarios

  1. Quina llàstima que vostè, un expert en protocol, es dediqui a opinar en aquest blog dels polítics catalans. Certament, el senyor Jordi Pujol haurà de pagar pel que ha fet, però deixi el Molt Honorable President Mas tranquil. Què li semblen les trampes i robatoris que el PP ens regala tan sovint?

    Si us plau, escrigui sobre protocol que vostè en sap molt d’això i deixi que els catalans castiguem a qui haguem de castigar.

  2. Traducción de google: «Qué lástima que usted, un experto en protocolo, se dedique a opinar en este blog de los políticos catalanes. Ciertamente, el señor Jordi Pujol tendrá que pagar por lo que ha hecho, pero deje el Muy Honorable Presidente Mas tranquilo. ¿Qué le parecen las trampas y robos que el PP nos regala tan a menudo?
    Por favor, escriba sobre protocolo que usted sabe mucho de esto y deje que los catalanes castigamos a quien tengamos que castigar»

    Respetada Montse: He tenido que recurrir al traductor de google para entender lo que ya intuía. No hablo de políticos catalanes sino de las indignantes acciones que llevan a cabo los políticos catalanes, desde el punto de vista de la imagen pública. Pujol ha mentido, y no lo digo yo sino él mismo en su confesión. Mas siente compasión por alguien que ha confesado haber defraudado y yo he enlazado esos dos hechos probados, desde el punto de vista profesional. Lo hago con políticos de cataluña como lo he hecho con franceses, americanos o alemanes. Me indigno con la actitud de los que se supone son servidores públicos como me indigna, también, que miembros del Partido Popular o el PSOE roben. Y mire usted, hasta este momento, Pujol me ha robado a mi también. Así que tengo todo el derecho para recriminar su actitud y pedir que la justicia caiga sobre el y todos los que le hayan encubierto.
    Teniendo en cuenta que este es mi blog y que gozo de la misma libertad que usted para opinar, seguiré actuando de la misma manera.
    Finalizo lamentando que usted no tenga la elegancia de dirigirse a mi en castellano -aunque tenga una web que se titula «Bones maneras»- , idioma en el que escribo, recibo sugerencias y comentarios y contesto a mis lectores. Podría hacerlo en inglés pero me parece una vulgaridad y una falta de respeto para los que me siguen.
    Este blog seguirá abierto a cualquier comentario, incluidos los suyos, que enriquezcan mis artículos y favorezcan el debate aunque disientan de lo escrito por mi persona. No obstante lo anterior, no admitiré ni un comentario más que no esté escrito en castellano.
    Con un respetuoso saludo.
    JDD Orozco.

  3. Estimado, Juan de Dios:

    Mil gracias por tu artículo. Entiendo que sí existe una estrategia de limpieza de imagen, pero a dos bandas. Se sabe que el programa venidero se verá perjudicado si no lo corta Cataluña, pero no es tan fácil, se sabe que el actual Honorable también tendrá mucho que decir en todo esto y, en ese momento, quedará anulada la consulta por la falta de confianza en quien ahora es intocable.

    Recibe un afectuoso saludo.

    Ana Belén.

  4. Admirado Juan de Dios: No sabe que alivio ha supuesto para mi que Vd. haya contestado de forma tan Elegante,Clara, Mesurada y Directa a Doña Montse, experta solo en «Protocolo Catalán» ya que ha quedado muy claro que como Doña Montse solo habla en catalán, seguramente solo le lean allí (Cataluña) y sus enseñanzas en protocolo no lleguen al resto de España (con perdón de la palabrota, quizás deberia decir Estado Español o el Represor Estado Español) y se pierdan su seguro concurrido blog en catalán. Le agradezco mucho que haya respondido de una forma tan espléndida, porque ha evitado que contestara a Doña Montse…….y si lo hubiera hecho su magnífico blog del que tanto aprendemos y nos reimos/sonreimos gracias a su sutil ironía, se hubiera malogrado por no contener mi natural salvaje.
    Un cariñoso abrazo de los frios, húmedos y bárbaros pueblos del Norte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.