Etiqueta, elegancia y moda.

Ha sido en el Museo Thyssen Bornemisza. Una experiencia única que yo creía haber superado cuando, en las mismas salas temporales, asistí a la exposición de Hubert de Givency en la que, como ya sabes, ofrecí una conferencia sobre Moda y Códigos de Etiqueta

Ha sido emocinante, ilustrativa si tomas una audio guía, y entretenida. Un lujo para la vista que hasta el más profano en la materia puede apreciar con las explicaciones y la relación que Eloy de la Pera -su comisario-  establece entre algunos de los más importantes pintores españoles y las creaciones de Cristobal Balenciaga, «el diseñador de moda más admirado e influyente de todos los tiempos». 

Descubrir colores, formas y fuentes de inspiración del modisto español ha venido a reforzar en mi la idea de que determinadas creaciones de tan importante diseñador no responden al concepto efímero y tradicional de la moda. Más bien sus creaciones son atemporales y en los detalles se aprecia la diferencia entre estos vestidos, que son verdaderas obras de arte, y algunas de las vulgares y pretenciosas colecciones de moda que se nos presentan en la actualidad.

Observar cómo un artista se inspira en los kimonos japoneses para mostrar el cuello de la mujer y permitir así lucir collares, por ejemplo; apreciar el minucioso y delicado trabajo de los bordados o recrearse con pliegues, escotes, largos asimétricos o vestidos que son extremadamente sencillos en el resultado e imposibles de imaginar para alguien que no es un genio, me ha permitido disfrutar en extremo.

No hace falta ser experto – yo no lo soy- para saborear esta majestuosa exposición que une las visiones y creatividades de pintores como El Greco, Zurbarán, Velazquez, Carreño de Miranda, Murillo, Goya, Madrazo o Zuloaga y el sentido de la estética, la etiqueta y la elegancia que preside la obra de Balenciaga. Un lujo de exposición a la que merece la pena asistir.

Las fotografías han sido tomadas por el autor en la exposición «Balenciaga y la pintura española» del Museo Thyssen Bornemisza.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.