Mamarracha y populista.

Cuando en una situación social no sabes qué hacer ni cómo actuar pero eres consciente de ello, lo admites, e intentas salir airoso de esa incómoda situación con la discreción por bandera, te conviertes en una persona elegante porque evitas llamar la atención. Ello no disminuye tu ignorancia pero, al menos, te sitúa ante los demás como alguien natural, sencillo y honesto.

Por el contrario, cuando buscas excusas burdas e increíbles por tu falta de puntualidad -por ejemplo- a una invitación,  además de mal educado, te conviertes en soberbio porque te arrogas el papel de anfitrión que no te corresponde.

En relación con la mala educación de los políticos,  mi amigo Juan de Sevilla me ha enviado un texto, relacionada con el «populismo y el oportunismo» de la vicepresidenta del Gobierno Balear, que yo he aseado para hacerlo comprensible además de obviar alguna palabra excesivamente dura. Juan no ha visto el resultado final y me temo que no le va a gustar, pero yo no puedo permitirme ciertos lujos.

Así queda su texto:

«La vicepresidenta del gobierno Balear es una necia al entender que la invitación que le han cursado SS.MM Los Reyes se le ha hecho a título personal y por su valía. Por eso ella, creyéndose más importante y en uso de la razón que nadie, ha publicado el siguiente tweet: «Prefiero decidir yo misma si me pongo vestido o qué me pongo. Gracias @CasaReal «.

Pensó estar en el derecho de usar la indumentaria que le convenía cuando la responsabilidad del cargo exigía el respeto y la consideración a quienes la invitaban.  Como persona jamás se le hubiera invitado pero como cargo político, la responsabilidad de la Casa de S.M El Rey exige que la vicepresidenta sea invitada. Esta es la gran diferencia entre el Rey y una sectaria desgarramantas: El Jefe del Estado invita a su recepción a todo aquel que ocupa un puesto de responsabilidad, aunque el invitado públicamente le insulte.

Gloria Santiago se ha convertido, también, en engreída e indigna adalid de un cargo del que desconoce las más mínimas normas para saber ser, estar y representar con la dignidad que merece tan alta responsabilidad. Claro está que ella solo puede representar -no ya por la indumentaria sino por la bajeza de su despreciable actitud- a unos pocos soplagaitas que la aplauden por pura ignorancia y porque por ser una mal educada tiene premio y sorpresa como los huevos Kinder. Aquí puedes ver el tweet que demuestra su ignorancia suprema y lo cateta y desconocedora que es de los usos y costumbres en las relaciones institucionales.

Hay otros tweets y videos de esta individua que la sitúan más cerca de cualquier taberna que de su responsabilidad institucional. Aquí va el tweet del que se puede destacar el grosero video del que puede alardear entre las acémilas que la rodean. Lo importante no es el texto del tweet sino el cobarde, oportunista y populista video que lo acompaña.

Insultar al Jefe del Estado es gratuito en España. Ella lo ha hecho con la mala educación, populismo, estupidez, analfabetas formas de niña malcriada, engreimiento, aprovechamiento de su cargo, estupidez, cobardía y ego de emperatriz.

Explico algunos de los calificativos:

  • Cobarde: Porque carece de «valor y espíritu para afrontar situaciones peligrosas o arriesgadas» sabiendo que lo que hace no obtendrá más respuesta que el silencio de la Casa Real.
  • Necia: Porque «se aferra a ideas o posturas equivocadas, demostrando con ello poca inteligencia»
  • Engreída: Porque está «demasiado creída de su valer»
  • Imbécil: Porque con su actitud demuestra su «debilidad».
  • Estúpida: Porque con su forma de actuar nos ha dejado a muchos «estupefactos»
  • Maleducada: Porque ha sido «descortés e irrespetuosa».
  • Malcriada: Porque ha demostrado su «falta de buena educación» y su calidad personal de «consentida»
  • Aprovechada: Porque «ha sacado provecho de circunstancias que se le presentan favorables» sabedora que nadie tomará medidas contra ella.
  • Grosera: Porque carece de «delicadeza».
  • Intolerante: Porque carece de «respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias»
  • Populista: Porque ha dicho lo que una minoría sin cultura quiere oír.
  • Analfabeta: Porque es «ignorante, sin cultura, o profana en alguna disciplina» como son las normas para unas eficaces relaciones institucionales.
  • Mamarracha: Porque es una «persona estrafalaria y ridícula».

A esta señora le va que «nipintao» este aforismo: «si finges ser un hermoso caballo, asegúrate de no rebuznar»

Que nadie interprete lo anterior como insulto sino como una mera forma de exponer mi opinión personal -la de Juan de Sevilla- haciendo uso de las libertades que me otorga la Constitución española pero a otro «nibel hinstelestuá».

Hasta aquí mi traducción a lo que Juan de Sevilla ha escrito. Le agradezco su lenguaraz(*) forma de expresarse.

(*) Lenguaraz: «Que domina dos o más lenguas». En el caso de mi amigo Juan de Sevilla domina el «handalú» y el «hezpañó»

Esto es todo amigos.

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.