Primero los monaguillos, después el cura.

Así me contesta una y otra vez el capellán. Yo quiero cederle el paso, dejar que el vaya por delante de mi, permitirle que atraviese la puerta en primer lugar y sistemáticamente me dice: «Primero los monaguillos, después el cura» y con esas palabras me dice implícitamente: «Si quieres ser cortés y educado conmigo, deja que pase en último lugar». Tiene su lógica porque la modestia de quien está al servicio de los demás obliga a ocupar lugares discretos y modestos.  Así lo entendía yo hasta que recordé una situación similar ocurrida con altísimos dirigentes mundiales que describo con un vídeo a continuación.

Se trata de una reunión entre el presidente Clinton, Yasser Arafat y Ehud Barak -entonces Primer Ministro israelí- en la que debían atravesar una puerta. El primero que la sobrepasa sin titubear es el Presidente Clinton quien, de acuerdo con la cultura occidental, entiende que traspasar la puerta en primer lugar es un signo de reconocimiento como el más importante de los tres. Sin embargo, lo realmente importante y curioso es lo que ocurre cuando tanto Arafat como Ehud Barak rivalizan, llegando a tocarse con las manos, por entrar el último…..precisamente porque su cultura – la de ambos, la del palestino y la del israelí-  viene a destacar como más importante al que accede en último lugar. Ellos pretendían decirse también : «Primero los monaguillos, después el cura» en un gesto importantísimo de reservarse la importancia de acceder el último. Echa un vistazo al video.

Así que ahora entiendo mejor la frase de mi capellán porque curiosamente el ritual y la ceremonia de la misa católica destaca, como más importante, al que va en último lugar. El sacerdote -que preside la misa- accede al altar y se retira del mismo en último lugar y esto debe tener un componente cultural similar a lo que en el video de arriba has podido observar.

En relación con lo anterior y con la importancia  de los usos y costumbres de las diferentes culturas del mundo, no me canso de afirmar que nunca debemos sentirnos satisfechos con ser educados conforme a nuestros patrones culturales sino que, todos los que nos dedicamos al protocolo, las relaciones públicas y las atenciones a dirigentes o huéspedes de hoteles de lujo, debemos tener presente la forma de actuar de quienes proceden de países y culturas diferentes a la nuestra para proporcionarles comodidades y hacerles sentir bien.

Por eso, en nuestro Curso de Experto en Servicios de Mayordomía hablaremos de Do´s & Taboos para las relaciones interculturales en el marco de las atenciones en hoteles de lujo, yates de recreo y asistencia personal ejecutiva y prestaremos especial atención a las particularidades culturales árabes y asiáticas. Quizá te interese participar en el mismo. Tienes toda la información aquí: (www.mayordomos.eu).

Ahora entiendo porqué mi amigo Juan de Sevilla siempre me dice: «Güandedió, tuerprimero». El quiere ser el cura en la misa y Ehud Barak en las RAN («Reunionez de hartonibé»).

© Juan de Dios Orozco López

También te puede interesar.....

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.