Protocolo en Cataluña: absurdo, ridículo y presuntuoso.

Absurdo, ridículo y presuntuoso. Así me parece que es el supuesto protocolo de Estado o Autonómico -da igual la denominación- que la Generalidad Catalana ha puesto en funcionamiento para que su presidente recibiera al Presidente del Gobierno de España. Disiento entonces de otros que afirman lo contrario. Ya estoy, de nuevo, llevando la contraria. Pero tengo argumentos protocolarios. Quede claro que la argumentación política no es materia de este blog.

No digo que ese ceremonial no se haya puesto en práctica anteriormente con otras visitas de dignatarios. Lo que afirmo con rotundidad es que este «tinglao» pretende poner a las autoridades de Cataluña en un nivel protocolario que no le corresponde y que, además, en ese intento de parecer lo que no son, someten a las autoridades visitantes a una ceremonia de bienvenida sin ningún acierto y quizá, en algunos casos, provocando un grave perjuicio a la imagen institucional de los visitantes. 

Tengo claro, también, que el instrumento y la ejecución de la ceremonia de bienvenida es lo menos significativo. Lo más importante es que el objetivo comunicacional ha conseguido el efecto deseado: un gol por la escuadra en el que no han encontrado ninguna obstáculo porque el portero estaba tomando café; el arbitro consultando el reloj; los defensas jugando a las cartas; y el resto del equipo estaba de vacaciones en Cancún. En este sentido aplaudo efusivamente al equipo de protocolo de la autonomía catalana. 

Me parece, además,  absurdo por innecesario, porque la Generalidad no es un Estado. Las demás autonomías de España reciben a otros responsables políticos de manera muy digna sin piquetes ni honores, ni armas, ni guantes ni inclinaciones de cabeza. Este tipo de ceremonia queda restringida a los Jefes de Estado que visitan otro Estado. Que yo recuerde, como ejemplo, a S.M. El Rey D. Felipe VI, Jefe del Estado español nunca se le recibió en Cataluña con estos honores.

Ridículo es, también, que los honores se lleven a cabo como burda y mala copia de los honores que rinden las Fuerzas Armadas de España. Quien conoce de ceremonial y honores a las autoridades y a la bandera sabe de lo que escribo.

Presentuosa es la jugada magistral que ha sido introducida, también, por el presidente de la Generalidad, Joaquin Torra, que ha regalado al presidente Sánchez dos libros -uno en inglés y otro en catalán- que abordan cuestiones como los derechos humanos y la libertad en un intento de dar lecciones sobre ambos temas. ¡Bravo por los de protocolo de la Generalidad!

Torra entrega dos libros -uno en inglés y otro en catalán- al Presidente Sánchez.

Para que después vengan unos y otros…… y los de más allá a preguntarse para qué sirve el protocolo. Je,je. Gastos superfluos……ja,ja.

Es muy curioso, nadie quiere oír hablar de protocolo hasta que alcanza el poder.

© Juan de Dios Orozco López

 

 

También te puede interesar.....

3 comentarios

  1. Me parece que con ese título está usted describiendo al personaje… patético según mi punto de vista
    He encontrado su Blog.. a leer se ha dicho. Me encanta que haya gente que luche contra la vulgaridad, no es un tema de dinero, es un tema de buen gusto.
    Olé por Usted.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.