El perro también es de la familia Obama.

Hay tantas cosas entorno a Barack Obama que me llaman la atención que no paro de sorprenderme. Como ya sabrás las vacaciones de la familia Obama transcuren en Martha´s Vineyard uno de los sitios más exclusivos de USA. Todo el mundo afirma que paga las vacaciones de su bolsillo, pero tengo la sensación que los 20.000 $ que oficalmente les cuesta descansar en la zona, no serían sufientes para pagar el consumo del motor de arranque del Air Force One que le trasladó a la isla.
Pero yo no quería hablar de esto sino del perro de los Obama. Su nombre es «Bo». Si el nombre fuese Bob, apócope de Robert  -Roberto en español- entendería algo, pero llamar a un perro «Bo» a secas es algo parecido a llamar, aquí en España, a un gato Pe. Bueno aquí en España Pe= Penélope o Pedroooooooooo. Por otro lado llamar a un perro Roberto tampoco tiene sentido.
Pero yo no quería liarme con nombres ni nada parecido. Pues eso, que Roberto Bo, el perro de los Obama, es considerado parte de la primera familia USA y los viñadores – que así se llaman los que viven en  Martha´s Vineyard- le han dado la bienvenida con pancartas y todas estas cosas que montan los americanos  (los de USA no los del Perú que también son americanos pero menos pudientes). Hombre, que los americanos USA  son perfectos para organizar cosas y que sus procedimientos son muy buenos es innegable, pero a horteras y chovinistas tampoco les gana nadie. Atención que el perro no fue en el Air Force One sino en el helicóptero no se si será el helicoptero presidencial, también llamado Marine One. 
Está claro que estas cosas no ocurrirían en España.  En todo caso nosotros permitiríamos que nuestro presidente se moviera, como mucho, con un canario, de nombre «guanesú» o «antoñín» que son nombres de aquí y además se entienden. Además estos líos de animales que se consideran «familia de uno» no son más que cochinadas de los yanquis extranjeros. Pero qué pasaría con el alpiste ¿quien lo paga eh?. Las cosas deberían estar muy claras y documentadas con factura porque luego vienen los problemas. Además ¿por qué tiene que tener el presidente un canario ¡eh!?. Si el canario es un gasto superfluo pues se deja con un vecino o alguien que lo cuide y si no es así el canario no va de vacaciones.O mejor dicho, en tiempos de crisis, ni canario ni ná.
Madre mía la que he formado en un momento. Yo quería hablar de protocolo, de la imagen de los Obama y finalmente me he quedado con el perro ¿o con el canario?. Me pregunto si el perro no habrá sido, también, creado como un elemento más de la maquinaria de Comunicación de Obama. La verdad es que los periodistas y las oportunidades para la prensa no cesan ni de vacaciones.
Nada que me he liado , me he liado y ha salido esto.  Echale un vistazo a las fotos.

Pincha sobre las fotos para verlas en su tamaño original

También te puede interesar.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.