Sobriedad y protocolo.

Una presidencia que parece una grada del Santiago Bernabéu. Foto: Ernesto Agudo

Ya sabes de mi obsesión por la imagen que queda de un acto. En numerosas ocasiones has leído aquí que no vale cualquier lugar, que no vale cualquier caso y que hacer protocolo de forma eficaz es sumar multitud de pequeños detalles. De un acto institucional -que a veces es interminable- quedan las fotografías y los vídeos que vemos en prensa y televisión. Si no se ha cuidado lo que en los medios de comunicación social quedará guardado para la eternidad, difícilmente alcanzaremos los objetivos que nos marcamos cuando confeccionamos el discurso protocolario.  Hacer protocolo es sumar pequeños elementos que siempre deben estar alineados en un mismo sentido. Cualquier deslocalización de un solo elemento lleva inexorablemente a que todo lo que se haya llevado a cabo antes y lo que se ejecute después esté, cuando menos, afectado o distorsionado por ese pequeño descontrol. En relación con lo anterior he seleccionado […]

Seguir leyendo

Protocolo para un cónclave (III)

Poco a poco se van descifrando cuestiones relacionadas con el futuro protocolario de S.S. Benedicto XVI. El día 26.02.2013 se hizo público que el, hasta ese momento, Papa seguirá vistiendo de blanco (sin esclavina) y utilizará el tratamiento de Romano Pontífice emérito o Papa emérito. He tenido que corregir mi primer post relacionado con su renuncia –Detalles de protocolo para una renuncia papal– por temor a llevar el error a alguno de vosotros. Tras mis anteriores post relacionados con la renuncia del Papa Benedicto XVI –  Protocolo para un cónclave (I) y Protocolo para un cónclave (II), – creo que escribiré al menos otros dos para cerrar la serie (¡gracias a Dios!, pensaréis algunos) de mis artículos que no han tenido más pretensión que la de esclarecer algunas curiosidades sobre el protocolo de la Iglesia Católica aplicable al antes, durante y después de que se produzca la renuncia del Santo Padre que dejará de ser […]

Seguir leyendo

Protocolo para un cónclave (I)

Desde que S.S  Benedicto XVI hizo pública su decisión, no he dejado de leer artículos ensayos y legislación de la Iglesia Católica. A nadie le oculto que no soy experto en el tema pero, desde luego, he leído y conocido por primera vez muchos de los entresijos y curiosidades del protocolo del Vaticano. En mi anterior post escribí sobre el posible tratamiento, los atributos e incluso el escudo de armas que pudiera utilizar el que pasará a ser Obispo Emérito de Roma. Toca ahora centrarme en destacar algunas de las peculiaridades contenidas en la CONSTITUCIÓN APOSTÓLICA UNIVERSI DOMINICI GREGIS que, redactada por Juan Pablo II, trata sobre la vacante de la Santa Sede Apostólica y la elección del Romano Pontífice. LA INTRODUCCION La constitución determina a modo de ley, el cómo, quien y cuando debe hacerse a la muerte del Papa y las normas para sucederle en la Sede. Es, desde el punto de vista […]

Seguir leyendo