El orden de los factores SI altera el resultado (final).

Para un profano en protocolo, la distribución espacial de personas, los elementos simbólicos y los decorativos no tienen mayor importancia. Sin embargo, para los que nos dedicamos a esta disciplina, la ocupación del espacio en sus tres dimensiones determina la importancia de las personas y las cosas y tienen gran valor comunicacional. No da igual la derecha que la izquierda, arriba que abajo o situar a una persona más atrás o adelante. Tampoco es irrelevante la distribución de elementos en una mesa o, a más abundancia, la distribución de personas en la misma. Agradar a los demás, disponiendo cada persona o elemento en el lugar que le corresponde, tiene como recompensa la aceptación social y el éxito en los negocios o la diplomacia. Para aclarar de manera práctica a qué me refiero permíteme un ejemplo: si invitas a tu mejor amigo a casa, ¿qué le ofrecerás el sitio más destacado […]

Seguir leyendo

Gesto, espacio y tiempo.

Estos son los tres factores determinantes en la organización de actos institucionales y empresariales.  El gesto es la forma de comunicación no verbal  que se emplea para enviar mensajes «no explícitos» a los asistentes. Veamos un ejemplo: el gesto de recibir a un invitado a pié de vehículo demuestra la importancia que, para el anfitrión, tiene la persona que llega. Recibir de esta forma, lleva anejo el mensaje «tu eres muy importante para mi» (para el anfitrión). El hecho de ser recibido por personal subalterno o, en el peor de los casos,  la ausencia de recibimiento, destaca la poca importancia de un invitado. Los espacios determinan, también, la «jerarquía» de los invitados. Así, la cercanía al anfitrión tiene una directa relación con la importancia del asistente. Si a un invitado lo integramos en la presidencia de un acto le estamos indicando su mayor importancia respecto de otros que son distribuidos en la […]

Seguir leyendo