Una bomba a los pies de Isabel II.

No, no se trata de un atentado sino de una comparación por los daños que está sufriendo la Corona Británica. Sí, me refiero al hecho de que Harry y Meghan se separen de la Familia Real Británica. La pareja ha construido un artefacto explosivo improvisado IED (*) – montado por Meghan y activado Harry- que han colocado a los pies de Isabel II. No les ha explotado en las manos -de momento- pero su detonación ha afectado en mucho a la Corona Británica. A la Reina, la explosión le ha segado la hierba bajo los pies. Los más ignorantes y sensibleros justifican este IED -que ha colocado la pareja bajo el asiento de Isabel II- con afirmaciones relacionadas con el derecho a vivir una vida separada de la rigidez de las responsabilidades de la Corona y todas esas zarandajas. Quieren vivir su amor. Isabel II mantiene su reputación y el […]

Seguir leyendo

Razón, corazón e imagen pública.

Sentimientos y sentido de la vista. A través de ellos se llega a influenciar. La capacidad de razonar y los demás sentidos tienen poco peso a la hora de tomar una decisión. Es más importante lo nos agrada y nos hace sentir bien que lo que, analizado fríamente y desde la razón, nos conviene. Así tomamos las decisiones que afectan de manera importante a nuestras vidas. Cualquier pequeño detalle afecta a la percepción de manera que si la suma de esos pequeños inputs nos resulta atractiva, reaccionamos de forma positiva al estímulo. Si, por el contrario, lo observado nos resulta desagradable lo rechazamos. En resumidas cuentas, lo que nos mueve en uno u otro sentido, a la hora de tomar decisiones, es el corazón y las emociones y no la razón. Que no seamos conscientes de todo lo que influye en nuestra mente no quiere decir que no se esté […]

Seguir leyendo