Protocolo como herramienta holística de marketing y comunicación.

No te asustes. Lo del titular es solo humor y espero que lo interpretes todo adecuadamente. Este artículo va de Trump, los expertos en protocolo, lo aburrido que es leer sobre asuntos de protocolo en nuestros días, la mala educación y mi amigo Juan de Sevilla. Digamos que he metido todo en una cacerola y estoy removiendo para ver si el resultado es comestible. Tu juzgarás. Colecciono libros antiguos que tratan de protocolo, imagen, etiqueta o usos sociales. Me resulta enriquecedor observar cómo se actuaba hace mas de 100 años y me ayuda comprender muchas de las consecuencias que producen los modos de actuar de políticos y diplomáticos de nuestros días. En la actualidad hay muy pocos libros de protocolo que merezca la pena leer. Todos hablamos de banderas, precedencias y mesas. Ah! y siempre incluimos las maravillosas y bien sonantes palabras de comunicación, marketing y estrategia para intentar -en muchas […]

Seguir leyendo

Sin pasión no hay combustión.

No son planos. No. En el Reino Unido y la Casa Real británica saben manejar los asuntos de comunicación y pocas acciones se acometen sin antes haber estudiado muy en detalle las ventajas e inconvenientes de dar un paso. Todo el que conozca cómo funciona esto de la credibilidad institucional sabe que hay algunos elementos indispensables. Preparar el camino y buscar un combustible adecuado para el motor monárquico es fundamental. Desde la muerte de Lady Di, en la que la monarquía británica se dio cuenta que necesitaba contratar a expertos y no solo valerse de leales servidores, el camino a seguir está marcado: solo profesionales para tratar su comunicación e impulsar su imagen pública.  El combustible en estos días lo está proporcionando Meghan Markle y así, el motor de la monarquía funciona a la perfección. Lo tienen claro y para ellos lo importante es la institución y no el medio […]

Seguir leyendo

Protocolo en términos de futuro.

Todo va demasiado rápido. La sucesión de momentos destacables, la velocidad a la que se desarrollan, la rapidez de la difusión en los medios de comunicación y los numerosos frentes que se crean, hacen casi imposible disponer de tiempo para dedicar a la reflexión sosegada. No hay tiempo para determinar, con visión de futuro, la estrategia que se ha de seguir en la actividad pública de dignatarios y personalidades públicas. Ello hace que, en la mayoría de las ocasiones, quienes tienen la responsabilidad de dirigir los Gabinetes de políticos o empresarios no tengan tiempo más que de poner parches a las novedades que ocurren. Mucha actividad pública de la autoridad y poco personal para diseñar, gestionar y actuar hacen un cóctel peligroso.  Más bien pronto que tarde ese cóctel se convierte en altamente explosivo, detona y se producen daños irreparables a la reputación del dirigente y por extensión a la […]

Seguir leyendo

Sin protocolo no hay comunicación.

No me interesa – a los efectos de este cuaderno de bitácora- la política. Ya lo sabes. Sin embargo me parece que, para los que nos dedicamos al protocolo, es necesario la observación y la crítica de cuanto acontece públicamente a los dirigentes políticos nacionales e internacionales. Es tan importante la gestión de la presencia de autoridades en actos públicos que nada se puede dejar al azar porque todo afecta a la política, a la diplomacia y a las relaciones internacionales. Tanto es así que me atrevo a decir que donde se hace realmente protocolo puro es en las instituciones públicas. Ya sé que algunos me señalarán con dedo acusador pero, para mi, no es lo mismo organizar, desde el punto de vista del protocolo, un congreso de 1000 médicos que un encuentro del G-20. Aquello es un evento que requiere infraestructuras de todo tipo y esto es un acto que, además, necesita de la visión que […]

Seguir leyendo

Make the first lady great again

Artículo publicado en la revista CAREP Magazine nº0 La están preparando. Al menos eso es lo que parece que intenta el grupo de asesores de la Casa Blanca. Melania Trump aún no tiene un papel distinguido -de momento- en la política de comunicación de Trump como sí́ lo tuvo, desde el principio, Michelle Obama. La Primera Dama de los Estados Unidos – FLOTUS (First Lady Of The United States) – ha decidido mantenerse, este primer año, al margen de la actividad pública. En teoría lo hace para cuidar a su hijo pequeño. La realidad parece ser otra. Pretenden mantenerla al margen de la actividad pública de su esposo, mientras que su lugar es ocupado por Ivanka Trump quien dispone de una preparación cultural más amplia. Un año de paréntesis y alejamiento de la actividad de la Casa Blanca que coincide, casualmente, con el tiempo que Melania Trump pasará al cuidado […]

Seguir leyendo

Trump, siempre Trump.

Me imagino cómo han de estar los asesores de Trump. No hay comparecencia pública del Presidente de los EE.UU de Norteamérica que no tenga una «trumpada» -término acuñado, creo, por mi amiga Marita Serna- que finalmente difumina el verdadero objeto de la reunión.  Es lo que tiene no confiar en el protocolo o, lo que es peor, desafiarlo y obviarlo. Para mi es inevitable establecer comparaciones entre Obama y Trump. Mientras que aquel no se enfrentaba a un grupo de cámaras y personas hasta no conocer el más mínimo detalle y movimiento que debía o podía ocurrir, éste continua despreciando su puesta en escena, desafiando las leyes básicas del saber ser, saber estar y saber actuar que todo dirigente, se supone, debe poner en práctica. No parece que Trump tenga propósito de la enmienda. Todas las ideas, propuestas e intenciones que pueden estar incluidas en un acto quedan minimizadas por […]

Seguir leyendo

Trump: Mucho protocolo, pocos modales y mala imagen pública.

Mucho protocolo porque, hasta donde yo he visto, la organización del acto ha sido perfecta. Como siempre. Pocos modales porque a este hombre le da igual parecer y ser  grosero. Mala imagen y aceptación social por la escasa presencia de público y las muchas protestas que se han puesto en marcha. No quiero repetir lo que otros ya han dicho hasta la saciedad pero no puedo dejar de escribir sobre la toma de posesión de Trump. Hace cuatro años ya lo hice con la toma de posesión de Obama en dos artículos ( Artículo 1 y Artículo 2). No he observado grandes variaciones en la organización pero sí en los gestos que Trump. No entro a hablar del fondo pero sí en las formas como herramienta básica de generación de credibilidad de un responsable público. Ese es mi interés y mi trabajo. Se me ha ocurrido que tomando  fotografías de los […]

Seguir leyendo

Michelle O. versus Melania T.

Es inevitable establecer comparaciones. También es imposible obviar el atractivo físico de una y otra. Lo que está meridianamente claro es que la mujer del Presidente de los EE.UU no solo tiene que serlo sino parecerlo y, en este sentido, nadie puede negar que Michelle Obama no solo lo ha hecho bien sino que, salvo contadas excepciones, lo ha hecho muy bien y ha sido y parecido la esposa del Presidente con sobresaliente éxito. Desde mi modesto punto de vista el papel de una Primera Dama debería ser tal que, en el peor de los casos, no llegue a perjudicar la imagen pública de su pareja. Digo bien, si es que su pareja no necesita impulsos mediáticos para mantenerse «a flote». A veces, una primera dama es decisiva para el éxito de su esposo y Michelle Obama ha estado siempre a la altura de lo que de ella se esperaba y se […]

Seguir leyendo

Damas y caballeros.

No, no estoy llamando la atención del público en una ceremonia para una entrega de premios. Pretendo escribir de la calidad y cualidad que deben tener una mujer o un hombre para ser calificados de esa manera.  Hago así honor a la palabra dada a mis protocolarias Flor de Paz y María Gómez  a quienes he prometido escribir sobre el asunto. Veremos lo que sale. Por cierto que mantener la palabra dada, aún cuando las circunstancias se tornen desfavorables para el que la compromete, es cualidad inseparable de alguien que sea o pretenda ser una dama o un caballero.  Antes de seguir me gustaría dejar bien claro que lo que pudiera demandarse a un caballero para ser calificado como tal, es también requerido para tener el honor de ser considerada como dama. No existe el género para esto sino solo una noble actitud personal que es común a hombres y mujeres. […]

Seguir leyendo

La imagen Real de la Reina.

Aprovechando que tengo unos días de convalecencia, tras una intervención quirúrgica que me ha dejado el abdomen con más agujeros que un colador, me pongo a escribir de la imagen de la Reina. Reconozco que cada vez me gusta más echar avispas a unos y otros sin más intención que la de provocar debate y contrastar pareceres de quienes sí entienden de protocolo, etiqueta e imagen pública. Porque «enteraillos» los hay a patadas pero los verdaderamente entendidos en la materia son pocos, muy pocos…..y todos los conocemos. Curiosamente los que más entienden son los que más practican la auto-crítica y la discreción. Está claro que ningún miembro de la Familia Real necesita de mi defensa pero como soy español (a mucha honra), monárquico (por convicción y para llevar la contraria a algunos) y entiendo un poquito -sin ironía ni falsa modestia- de estas cosas del protocolo y la imagen, voy a […]

Seguir leyendo