Otra semana sin protocolo.

Me he quedado en blanco. No se de qué escribir. Y la verdad es que no encuentro inspiración por la escasez de temas relacionados con el objeto de este blog: Protocolo, imagen y comunicación. Podría escribir del comentario que el presidente Mújica hizo de la presidenta de Argentina y su fallecido esposo.  Que un Jefe de Estado se refiera a otro con el calificativo de «vieja» y a su difunto marido como «tuerto» no parece que sea la forma más adecuada de hacer diplomacia, de velar por la imagen de un país o simplemente de poner en práctica las normas básicas de cortesía y educación que deben exigirse a cualquier dirigente político. Me pregunto por la parte de culpa que tuvo el Jefe de Protocolo de este acto en el que los micrófonos quedaron abiertos cuando ya nadie hablaba al público. Si el responsable de la organización no lo controla todo, Murphy – […]

Seguir leyendo

Doña Elena y el protocolo del Día de la Fiesta Nacional.

En los últimos días he leído muchas opiniones en relación con el «desplazamiento» de S.A.R La Infanta Elena en el protocolo del Día de la Fiesta Nacional y la supuesta conculcación del R.D 2099/83 de precedencias. Parecería que siempre voy contracorriente, pero también quiero ofrecer mi parecer que siempre intento razonar y documentar. Creo imprescindible destacar que la polémica ha sido observada en los foros especializados desde dos perspectivas diferentes. Perspectiva A. Se critica que la Infanta Doña Elena haya sido «extraída» de la tribuna principal y colocada en una secundaria. A este respecto creo que la Casa de S.M El Rey atiende en estos momentos a una nueva forma de hacer las cosas que a nadie debe llamar la atención ni debe preocupar. Cabe suponer -yo estoy seguro de ello- que la estrategia de comunicación y RR.PP que desde hace unos meses lleva a cabo la Casa de S.M El Rey lo es para el bien de la […]

Seguir leyendo

De todo hay en el viña del Señor.

Lo que yo te diga. Seguimos siendo la vanguardia de las malas formas. Mientras que unos pretenden investir de la autoridad perdida a los profesores -léase Esperanza Aguirre-, otros no dan importancia a que un trabajador llame «hijo de puta» a su jefe. Que sí, hombre, que es verdad. Esto último ha pasado en Cataluña y lo que más me sorprende es que un juez haya dado la razón al trabajador. Al parecer el trabajador calificó así a su jefe pero fue debido a un acaloramiento ¿eh? ya se sabe… una conversación subida de tono, los nervios se disparan y , de pronto, el insulto. Después queremos que los niños respeten a sus profesores y, cómo no, que los profesores sean eficaces educadores de hijos imitadores de padres cuya mejor cualidad es su «supergrito hiperhuracanado». Un padre insulta a una directora de colegio y afirma que matará al jefe de […]

Seguir leyendo

S.A.R La Infanta Cristina «of Spain» no estaba.

Un fallo y muy gordo. Un Jefe de Estado -Obama- en un discurso público saluda a un invitado ilustre – La Infanta Doña Cristina- que no se encuentra en el auditorio. Una tremenda metedura de pata de protocolo y de coordinación. Para estos casos no hay disculpas. Entre 2000 invitados que asistían al acto, en el que intervino el Presidente de los EE.UU, se debería conocer quienes son los invitados ilustres presentes y ausentes. Conociendo cómo funciona la Casa de S.M. El Rey y, salvo que hayan cambiado mucho las cosas desde que dejé de prestar servicio en la Guardia Real, me atrevo a aventurar que el fallo ha sido de los organizadores que, por cierto, no son de la Casa Blanca. Estoy seguro, además, que tanto S.A.R como su esposo comunicaron su no asistencia al acto. Pincha aquí para ver el saludo de Obama.

Seguir leyendo