Tres días después de la proclamación de D. Felipe VI.

Me he mantenido al margen. He disfrutado, desde la barrera, de todo lo que se ha celebrado en relación con la proclamación de S.M. El Rey D. Felipe VI. Creo que se ha dicho ya casi todo y la realidad ha callado las voces y puesto en evidencia a la retaila de falsos expertos en protocolo, comunicación, Casa Real de España, organización de actos, logística, seguridad, periodismo, marketing político, derecho constitucional, moda y peluquería. En estas importantes ocasiones surgen entendedores, conocedores, sabedores y oportunistas expertos en cuantas materias hicieran falta. Yo solo me quedo con dos reconocidos expertos -porque solo a ellos he visto en la televisión- a los que el mundo del protocolo español debe estar agradecido. Son Carlos Fuente y Alfredo Rodríguez con quienes puedo o no estar de acuerdo en algunas cosas pero a los que es justo reconocer que han sabido defender la práctica protocolaria con […]

Seguir leyendo

A bombo y platillo: ¡V.E.R.D.E!

Cetro y corona españolas.

Hoy sí. Hoy sí que hablo de la proclamación de D. Felipe como Rey(*) de España. Yo no me resigno a callar. Lo hago porque observo que son muchas las actitudes relacionadas con la proclamación de D. Felipe que ya chirrían. Muchos los saben pero miran hacia otro lado temerosos de que posicionarse públicamente del lado de la monarquía e ir en contra de la corriente les señale como apestados. A eso se llama deslealtad, en unos casos. En otros, es pura cobardía. Pero allá ellos. A mi lo que me preocupa es esta desaforada actitud por desperdiciar todas las oportunidades para vender la imagen de España. Una de ellas es no dar la debida dimensión mediática de la proclamación de D. Felipe como Rey de España. Parecería que, en lugar de una proclamación estuviésemos hablando de una destitución. Pero lo realmente increíble es que sigamos estando cargados de complejos que nos […]

Seguir leyendo