Protocolo como herramienta holística de marketing y comunicación.

No te asustes. Lo del titular es solo humor y espero que lo interpretes todo adecuadamente. Este artículo va de Trump, los expertos en protocolo, lo aburrido que es leer sobre asuntos de protocolo en nuestros días, la mala educación y mi amigo Juan de Sevilla. Digamos que he metido todo en una cacerola y estoy removiendo para ver si el resultado es comestible. Tu juzgarás. Colecciono libros antiguos que tratan de protocolo, imagen, etiqueta o usos sociales. Me resulta enriquecedor observar cómo se actuaba hace mas de 100 años y me ayuda comprender muchas de las consecuencias que producen los modos de actuar de políticos y diplomáticos de nuestros días. En la actualidad hay muy pocos libros de protocolo que merezca la pena leer. Todos hablamos de banderas, precedencias y mesas. Ah! y siempre incluimos las maravillosas y bien sonantes palabras de comunicación, marketing y estrategia para intentar -en muchas […]

Seguir leyendo

Entender o despreciar el protocolo.

El protocolo es la gramática común de las relaciones internacionales. Así lo ha afirmado en The Guardian Nicolas de la Grandville, Jefe de Protocolo de la Comisión Europea. Y cuanta razón tiene. El protocolo va mucho más allá del conocimiento de un idioma. Es el lenguaje universal que todo político o empresario, con aspiraciones a establecer o fortalecer relaciones externas, debe dominar. No cabe duda que el inglés es el idioma que más se utiliza entre dignatarios de todo el mundo pero tampoco es necesario recordar que ceder el paso, organizar una buena recepción o despedida, respetar las peculiaridades culturales, ofrecer una sonrisa o adoptar una pose en el momento justo es más importante que ser políglota porque los gestos básicos y más importantes no necesitan traducción para la opinión pública mundial. Sin embargo, algunos personajes públicos desprecian, con la soberbia propia de quien cree saberlo todo porque es rico […]

Seguir leyendo

Razón, corazón e imagen pública.

Sentimientos y sentido de la vista. A través de ellos se llega a influenciar. La capacidad de razonar y los demás sentidos tienen poco peso a la hora de tomar una decisión. Es más importante lo nos agrada y nos hace sentir bien que lo que, analizado fríamente y desde la razón, nos conviene. Así tomamos las decisiones que afectan de manera importante a nuestras vidas. Cualquier pequeño detalle afecta a la percepción de manera que si la suma de esos pequeños inputs nos resulta atractiva, reaccionamos de forma positiva al estímulo. Si, por el contrario, lo observado nos resulta desagradable lo rechazamos. En resumidas cuentas, lo que nos mueve en uno u otro sentido, a la hora de tomar decisiones, es el corazón y las emociones y no la razón. Que no seamos conscientes de todo lo que influye en nuestra mente no quiere decir que no se esté […]

Seguir leyendo

Make the first lady great again

Artículo publicado en la revista CAREP Magazine nº0 La están preparando. Al menos eso es lo que parece que intenta el grupo de asesores de la Casa Blanca. Melania Trump aún no tiene un papel distinguido -de momento- en la política de comunicación de Trump como sí́ lo tuvo, desde el principio, Michelle Obama. La Primera Dama de los Estados Unidos – FLOTUS (First Lady Of The United States) – ha decidido mantenerse, este primer año, al margen de la actividad pública. En teoría lo hace para cuidar a su hijo pequeño. La realidad parece ser otra. Pretenden mantenerla al margen de la actividad pública de su esposo, mientras que su lugar es ocupado por Ivanka Trump quien dispone de una preparación cultural más amplia. Un año de paréntesis y alejamiento de la actividad de la Casa Blanca que coincide, casualmente, con el tiempo que Melania Trump pasará al cuidado […]

Seguir leyendo

Trump, siempre Trump.

Me imagino cómo han de estar los asesores de Trump. No hay comparecencia pública del Presidente de los EE.UU de Norteamérica que no tenga una «trumpada» -término acuñado, creo, por mi amiga Marita Serna- que finalmente difumina el verdadero objeto de la reunión.  Es lo que tiene no confiar en el protocolo o, lo que es peor, desafiarlo y obviarlo. Para mi es inevitable establecer comparaciones entre Obama y Trump. Mientras que aquel no se enfrentaba a un grupo de cámaras y personas hasta no conocer el más mínimo detalle y movimiento que debía o podía ocurrir, éste continua despreciando su puesta en escena, desafiando las leyes básicas del saber ser, saber estar y saber actuar que todo dirigente, se supone, debe poner en práctica. No parece que Trump tenga propósito de la enmienda. Todas las ideas, propuestas e intenciones que pueden estar incluidas en un acto quedan minimizadas por […]

Seguir leyendo

Sordo y ciego a la inteligencia emocional…..protocolaria.

Daniel Goleman fue el primero en presentar el término «inteligencia emocional». Según este autor los líderes necesitan disponer, además de las cualidades tradicionalmente asociadas al liderazgo – inteligencia, firmeza, determinación y visión- otras como la autorregulación, la motivación, la empatía y las habilidades sociales (*) que el denomina inteligencia emocional y que yo creo que tienen que ver con los modales y la forma en que los demás perciben la actitud pública de dirigentes. Me he preguntado mil veces qué cualidades son necesarias para ser un líder ya sea político, empresarial o social y observo que las afirmaciones de Goleman son ciertas en todos los casos y que muy pocos son los llamados líderes que disponen de ellas. Cuando un líder viene a disponer de esas capacidades de liderazgo tradicionales y añade inteligencia emocional, modales y cortesía, se convierte en carismático y entonces se puede decir de el que tiene […]

Seguir leyendo

Protocolo al servicio de la diplomacia.

Está claro, al menos para mi, que ofrecer atenciones a los demás, hacerlos sentir bien y distinguirlos como importantes, siempre da buenos resultados…personales y empresariales. También en el universo de la diplomacia. «Se gana más con miel que con hiel», decía mi madre, y la experiencia me lo ha corroborado. En el plano personal, una sonrisa a tiempo, un adecuado apretón de manos, ceder el paso oportunamente, invitar a un café, hacer una llamada telefónica en el momento justo, mostrar empatía y, a veces, dar un paso atrás o al lado para entregar el protagonismo a otra persona, son gestos que reafirman la calidad personal e impulsa la imagen pública de quienes lo practican. Si trasladamos estos gestos al mundo de la política y la diplomacia donde la cortesía y la sagacidad, además del conocimiento de los procedimientos que rigen las relaciones entre las naciones, son cualidad imprescindible de quienes tienen altas responsabilidades, parece […]

Seguir leyendo

Trump: Mucho protocolo, pocos modales y mala imagen pública.

Mucho protocolo porque, hasta donde yo he visto, la organización del acto ha sido perfecta. Como siempre. Pocos modales porque a este hombre le da igual parecer y ser  grosero. Mala imagen y aceptación social por la escasa presencia de público y las muchas protestas que se han puesto en marcha. No quiero repetir lo que otros ya han dicho hasta la saciedad pero no puedo dejar de escribir sobre la toma de posesión de Trump. Hace cuatro años ya lo hice con la toma de posesión de Obama en dos artículos ( Artículo 1 y Artículo 2). No he observado grandes variaciones en la organización pero sí en los gestos que Trump. No entro a hablar del fondo pero sí en las formas como herramienta básica de generación de credibilidad de un responsable público. Ese es mi interés y mi trabajo. Se me ha ocurrido que tomando  fotografías de los […]

Seguir leyendo

Michelle O. versus Melania T.

Es inevitable establecer comparaciones. También es imposible obviar el atractivo físico de una y otra. Lo que está meridianamente claro es que la mujer del Presidente de los EE.UU no solo tiene que serlo sino parecerlo y, en este sentido, nadie puede negar que Michelle Obama no solo lo ha hecho bien sino que, salvo contadas excepciones, lo ha hecho muy bien y ha sido y parecido la esposa del Presidente con sobresaliente éxito. Desde mi modesto punto de vista el papel de una Primera Dama debería ser tal que, en el peor de los casos, no llegue a perjudicar la imagen pública de su pareja. Digo bien, si es que su pareja no necesita impulsos mediáticos para mantenerse «a flote». A veces, una primera dama es decisiva para el éxito de su esposo y Michelle Obama ha estado siempre a la altura de lo que de ella se esperaba y se […]

Seguir leyendo