Nueve letanías para valientes y una para cobardes.

Que tengamos fortaleza para mantener el aliento de quien tiene verdaderos problemas. Que nuestras ideas y acciones sean positivas para aumentar la esperanza de los que la van perdiendo. Que mantengamos la serenidad porque sin ella el pánico se adueñará de todos. Que honremos a los que se entregan por el bien común, porque sin ellos estamos perdidos. Que dibujemos sonrisas aunque lo que veamos y sintamos produzca una honda pena. Que recordando el pasado, vivamos con solidaridad el presente para disfrutar plenamente del futuro. Que afrontemos nuestras obligaciones con resolución,  determinación y firmeza tal y como ya lo hicieron muchos de los grandes hombres que nos precedieron. Que dejemos el ruido de cacerolas para dar paso al estruendo del aplauso.  Que desafiemos la pandemia con valentía, de acuerdo con el papel que nos toque reprensentar: o en el frente conteniendo y atacando al enemigo, o en la retaguardia cuidando a quienes […]

Seguir leyendo